23 de mayo de 2019

La endoscopia, clave para mejorar la cirugía de base de cráneo anterior

La endoscopia, clave para mejorar la cirugía de base de cráneo anterior
GETTY/WILDPIXEL - ARCHIVO

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El tratamiento de patologías originadas en la base de cráneo anterior, como la sinusitis complicada o tumores de la fosa nasal, ha mejorado sus resultados gracias a la endoscopia, que ha minimizado la agresividad de las técnicas convencionales al reducir las incisiones y las molestias postoperatorias, según los organizadores de la XXI Reunión de Primavera de la Comisión de Rinología, Alergología y Base de Cráneo Anterior de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), que se celebra este 24 y 25 de mayo en Madrid.

Estos expertos aseguran que en los últimos años la cirugía de base de cráneo anterior se ha desarrollado de forma "exponencial". "La cirugía endoscópica cráneo-base es una disciplina en rápido crecimiento que a menudo combina la experiencia de los otorrinolaringólogos- cirujanos de cabeza y cuello y neurocirujanos para la atención de las enfermedades que afectan este área", explica el doctor José Miguel Villacampa, miembro de la Comisión de Rinología, Alergología y Base de Cráneo Anterior de la SEORL-CCC y uno de los coordinadores de la Reunión.

Las patologías de la base de cráneo anterior son las que se localizan en el techo de las fosas nasales, es decir, el 'suelo' de la parte anterior del cerebro. Esto incluye desde una sinusitis complicada o una fístula de líquido cefalorraquídeo en la nariz, a tumores, originados desde la fosa nasal hasta los que crecen en la parte más antero-inferior del cerebro. Además, destacan por su frecuencia las enfermedades de la glándula hipófisis.

"Operamos con endoscopia, a través de los orificios nasales y sin hacer incisiones externas al paciente. De esta forma, muchos tumores cerebrales que antes requerían abordajes más agresivos, a través del ojo o el labio, ahora se operan con el mínimo daño para el paciente, lo que mejora su recuperación y calidad de vida postoperatoria", detalla el coordinador del curso y jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, Carlos Cenjor.

Por otra parte, los especialistas que participarán en esta reunión reivindican la importancia de los equipos multidisciplinares en esta patología, en el que el diagnóstico lo realiza siempre un especialista, el otorrinolaringólogo, el neurocirujano o el endocrinólogo. "Estas especialidades trabajan juntas en el abordaje diagnóstico y terapéutico de estas enfermedades. La evolución de la tecnología ha propiciado la creación de equipos multidisciplinarios, fundamentalmente con neurocirujanos, pero también con neurorradiólogos intervencionistas", subraya Villacampa.

El doctor detalla que esta enfermedad afecta más a personas jóvenes, de entre 40 y 50 años, con tumores benignos hipofisarios que no se controlan bien con la medicación, así como pacientes con sinusitis complicadas y agresivas que llegan a afectar a la barrera que separa la nariz del cerebro, provocando meningitis o fístulas de líquido cefalorraquídeo a la fosa nasal.

Los síntomas que pueden presentarse por una patología en la base de cráneo anterior también son variados. "Pueden incluir desde alteraciones de la visión o de la conciencia en el seno de una infección sinusal, hasta descontroles hormonales o de esfínteres, rinolicuorrea, etc. Todos estos síntomas son muy inespecíficos, por lo que es necesario acudir al médico de Atención Primaria quien, tras descartar otros posibles orígenes, derivará al especialista", concluye Cenjor.