14 de junio de 2019

La electroestimulación del nervio vago reduce los síntomas de la artritis reumatoide

La electroestimulación del nervio vago reduce los síntomas de la artritis reumatoide
GETTY//CROSBYGRISU - ARCHIVO

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La electroestimulación de uno de los nervios que conectan el cerebro con el cuerpo (el nervio vago) podría proporcionar una reducción significativa de los síntomas de la artritis reumatoide, según un estudio piloto llevado a cabo por la Liga Europea Contra el Reumatismo.

Los autores del estudio, presentado en el Congreso Europeo Anual de Reumatología (EULAR 2019), han señalado que para muchos pacientes que padecen artritis reumatoide los tratamientos actuales no funcionan o no son tolerados, por ello, "estos resultados abren la puerta a un nuevo enfoque para tratar no solo la artritis reumatoide, sino también otras enfermedades inflamatorias crónicas".

El nervio vago es el más largo y el más complejo de los 12 pares de nervios craneales que se originan en el cerebro. El nombre 'vago' viene de la palabra latina para 'vagar'. Esto se debe a que el nervio vago se desvía del cerebro a los órganos del cuello, el tórax y el abdomen.

Los recientes avances en neurociencia e inmunología han mapeado circuitos en el cerebro que regulan las respuestas inmunitarias. En uno de los circuitos, el 'reflejo inflamatorio', se transmiten señales en el nervio vago que inhiben la producción de citoquinas, incluido el factor de necrosis tumoral (TNF), una molécula inflamatoria que es un objetivo terapéutico importante en la artritis reumatoide. Se piensa que, al estimular la actividad de este reflejo inflamatorio, las respuestas inmunes innatas pueden modularse sin eliminarlas o producir una inmunosupresión significativa.

En este estudio piloto, se implantó un nuevo neuroestimulador miniaturizado llamado MicroRegulator en 14 pacientes con artritis reumatoide que habían fallado en al menos dos productos biológicos o terapias orales dirigidas con diferentes mecanismos de acción. Los pacientes se asignaron al azar a tres grupos que recibieron placebo, se estimularon una vez al día o se estimularon cuatro veces al día durante 12 semanas.

El resultado del estudio fue que los pacientes que recibieron estimulación una vez al día tenían una mejor respuesta que los que recibían una estimulación cuatro veces al día, y dos tercios cumplían con los criterios de respuesta buena o moderada de EULAR y un cambio promedio en el DAS28-CRP de -1,24.

Del mismo modo, las citocinas (una categoría amplia y suelta de proteínas pequeñas que son importantes en la señalización celular) también se midieron en el estudio con grupos estimulados activamente y mostraron una disminución de más del 30 por ciento en los niveles de interleucina 1(Beta), IL-6 y TNF-a. La implantación y la estimulación generalmente fueron bien toleradas sin SAEs relacionados con el tratamiento o el dispositivo, y hubo dos eventos adversos relacionados con la cirugía que se resolvieron sin efectos clínicamente significativos.

"ES UN NUEVO ENFOQUE EN EL TRATAMIENTO DE LA ARTRITIS Y OTRAS ENFERMEDADES CRÓNICAS"

"Nuestro estudio piloto sugiere que este nuevo dispositivo MicroRegulator es bien tolerado y reduce los signos y síntomas de la artritis reumatoide", han asegurado los investigadores. "Estos datos respaldan el estudio de este dispositivo en un estudio más grande controlado con placebo como un nuevo enfoque de tratamiento para la artritis reumatoide y posiblemente otras enfermedades inflamatorias crónicas".

Este estudio se realizó siguiendo otro que utilizó estimuladores de epilepsia reprogramados en el nervio vago para demostrar una inflamación sistémica reducida y una mejor actividad de la enfermedad en 17 pacientes con artritis reumatoide. El estudio incluyó a 14 pacientes con artritis reumatoide activa que habían tenido una respuesta insuficiente a más de dos medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad biológica (bDMARD) o inhibidores de JAK con más de dos modos de acción.

Todos los pacientes permanecieron en un fondo estable de metotrexato. Los tres primeros pacientes fueron implantados y estimulados después de tres semanas. Por su parte, los 11 pacientes restantes fueron implantados y asignados al azar a un minuto de estimulación una vez al día, un minuto de estimulación cuatro veces al día o un minuto de estimulación con placebo.

Contador

Lo más leído