30 de abril de 2019

EEUU registra 704 casos de sarampión en el primer trimestre de 2019, el máximo en 25 años

El auge de los movimientos antivacunas parece estar tras este resurgimiento de una enfermedad prácticamente erradicada

EEUU registra 704 casos de sarampión en el primer trimestre de 2019, el máximo en 25 años
CDC

WASHINGTON, 30 Abr. (Reuters/EP) -

Las autoridades estadounidenses han detectado la semana pasada 78 nuevos casos de sarampión, con lo que ya suman 704 en lo que va de año, la cifra más alta para un primer trimestre desde hace 25 años, según los datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el organismo federal encargado del control de enfermedades.

Hasta el momento, ha habido casos de sarampión en 22 estados y la enfermedad se está manifestando de una forma muy contagiosa e incluso a veces mortal. El brote actual supone un incremento radical con respecto a 2018, cuando se contabilizaron 82 casos.

Las autoridades han reconocido que 40 de los casos son de individuos procedentes del extranjero, en la mayoría de los casos de Ucrania, Israel y Filipinas, pero la enfermedad se ha propagado rápidamente entre otros sectores de población, principalmente menores no vacunados.

Geográficamente la mayoría de los casos se concentran en Nueva York, donde las autoridades reconocen 390 casos desde octubre, la mayoría entre niños de la comunidad judía ortodoxa de Brooklyn, lo que hace temer un aumento del antisemitismo. Los últimos casos se han registrado en Nueva York, pero también en Los Ángeles, han explicado este lunes desde el CDC.

El número de familias que rechaza vacunar a sus hijos por no confiar en el valor científico y de prevención de las vacunas parece ser la causa principal del mayor impacto de este tipo de enfermedades.

De hecho, el CDC ha subrayado que estos casos de sarampión eran evitables. "El sufrimiento del que estamos siendo testigos hoy es absolutamente evitable. Sabemos que las vacunas son seguras porque son de los productos médicos más estudiados que tenemos", ha apuntado el secretario de Servicios Sanitarios y Humanos de Estados Unidos, Alex Azar.

El propio presidente estadounidense, Donald Trump, ha pedido a los ciudadanos que se vacunen contra el sarampión a pesar de que el magnate se hizo eco anteriormente de las falsas teorías que vinculan las vacunas con el autismo.

El sarampión ha pasado de ser una enfermedad erradicada a principios de siglo en Estados Unidos --ya no surgía de manera cíclica gracias a la eliminación del virus-- a resurgir con más de 700 casos en 22 estados este año.