22 de enero de 2014

La recuperación tras una cirugía colorrectal es mejor en hospitales con más volumen asistencial

La recuperación tras una cirugía colorrectal es mejor en hospitales con más volumen asistencial
HOSPITAL LAGUNA

NUEVA YORK, 22 Ene. (Reuters/EP) -

Las personas que se someten a una operación de colon o recto en hospitales con un elevado volumen asistencial suelen recuperarse mejor sin necesidad de tener que recibir cuidados especiales, en comparación con quienes son intervenidos en centros con menos actividad.

Así se desprende de los resultados de un estudio del Baylor College of Medicine en Houston publicados en la página 'JAMA Surgery', con la que se pretendía analizar si los hospitales con más presión asistencial suelen conseguir mejores resultados.

Para ello, analizaron datos de más de mil hospitales de Estados Unidos a los que dividieron en tres grupos en función del número de cirugías colorrectales realizadas al año, según datos de 2008, distinguiendo entre hospitales de primer nivel, volumen alto o bajo. Para dicha clasificación, se tuvieron en cuenta intervenciones para tratar un cáncer o la eliminación de pólipos no cancerosos.

Tres cuartas partes de los 280.000 pacientes incluidos en el estudio fueron operados en hospitales de alto volumen, que solían ser más nuevos, más presupuesto y solían atender con más frecuencia a pacientes con un seguro privado.

Al analizar la evolución postquirúrgica de los pacientes, se observó como menos de la mitad de todos los pacientes presentaron complicaciones después de la cirugía, independientemente del lugar en que fueran tratados.

Sin embargo, en los hospitales con más ocupación el 86 por ciento de los pacientes fueron dados de alta directamente a su casa, en comparación con el 76 por ciento de los pacientes tratados en hospitales con menor afluencia.

Además, el 20 por ciento de los pacientes de los hospitales de mucho volumen terminó usando los servicios de asistencia domiciliaria y el 14 por ciento acudió a sesiones de rehabilitación. En los hospitales con menos volumen asistencial, el porcentaje en ambos casos fue más elevado.

"La recuperación después de una cirugía colorrectal lleva tiempo, y saber controlar este proceso es clave", ha reconocido Daniel Anaya, autor del estudio.

Estudios previos habían mostrado que los pacientes de hospitales con una mayor actividad asistencial presentaban una menor mortalidad posquirúrgica que el resto.

No obstante, los autores reconocen que estos datos no deben hacer pensar a los pacientes que sólo deban elegir los hospitales con más actividad asistencial ya que "cirujanos expertos pueden encontrarse en cualquier lugar".

"El hecho de que el cirujano trabaje en un hospital que no hace muchos procedimientos colorrectales no significa que no esté capacitado o no vaya a hacerlo bien", ha reconocido Anaya, insistiendo en que el estudio no habla de mejores resultados en la intervención, sino en la recuperación posterior.

El siguiente paso ahora es investigar si esta mejoría se debe a una mejor infraestructura o a protocolos de recuperación más eficientes y Anaya confía en que, cuando se identifiquen, podrán comenzar a aplicarse en todos los hospitales.