27 de enero de 2014

Montar videoclips ayuda a los jóvenes a llevar mejor el cáncer

NUEVA YORK, 27 Ene. (Reuters/EP) -

Un equipo de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, han visto que la edición de videos musicales puede ayudar a los jóvenes que padecen cáncer a sentirse mejor consigo mismos, más apoyados por familia y amigos y llevar mejor la enfermedad.

"Muchas veces pasan por una situación que sus amigos no entienden", reconoce Joan Haase, una de las autoras del trabajo que publica en su edición digital la revista 'Cancer', de ahí que los encargados de tratar a estos pacientes busquen cómo ayudarles a expresar sus sentimientos y compartirlos con su entorno.

Para ello, analizaron a 113 jóvenes de 11 a 24 años con un tumor hematológico, bien leucemia o linfoma, con un tratamiento que resulta agotador, reconocen los autores, ya que tienen que recibir quimio o radioterapia y eso hace que su sistema inmune se debilite y se vuelva más débil. Además, deben pasar varias semanas ingresadas en el hospital, dado que pueden presentar síntomas como úlceras o náuseas.

Todos los pacientes del estudio se reunieron con un musicoterapeuta seis veces durante las tres semanas que permanecieron hospitalizados, y fueron divididos en dos grupos. Mientras los pacientes de un grupo se dedicaron a escuchar audiolibros, la otra mitad trabajaron en el desarrollo completo de un video musical, desde la letra de la canción hasta la grabación y la edición de las imágenes.

El programa de la edición del videoclip fue diseñado para que los jóvenes estuvieran más involucrados en el proyecto al principio y al final, con partes menos exigentes en caso de que sus síntomas se agravaran.

Al final del estudio, dieron a los jóvenes del grupo del videoclip la oportunidad de invitar a sus familiares y amigos para el estreno del video.

De este modo, los investigadores vieron que, tras hacer los videos, los jóvenes se enfrentaban a su cáncer de una manera más positiva y optimista que los que habían escuchado a los audiolibros. Y unos meses después del tratamiento, se sentían más apoyados por médicos, amigos y familiares, según reconocieron en un cuestionario.

Aunque el video musical no afectó a la angustia que tienen estos jóvenes por su enfermedad, sí que mejora su autoestima y su confianza en si mismos, aseguran.

Para leer más