13 de marzo de 2014

Un hospital de Nueva York alerta a más de 4.200 pacientes de que podrían estar expuestos a hepatitis o al VIH

NUEVA YORK, 13 Mar. (Reuters/EP) -

Un hospital de Nueva York ha alertado a más de 4.200 pacientes de que podrían haber sido infectados de hepatitis o VIH tras recibir una carga de insulina contaminada, según han asegurado policía y medios de comunicación locales.

El Hospital 'South Nassau Communities', situado en Long Island cerca de la ciudad de Nueva York, ha indicado que los pacientes podrían haber recibido insulina de una aguja no desechable y que podría haber sido utilizada en más de un paciente.

Aún así, el hospital ha señalado en un comunicado que "el riesgo de infección es muy bajo" y ha recomendado a los pacientes que "se hagan pruebas de hepatitis B, hepatitis C y VIH". Cuando se le preguntó al portavoz del hospital si había algún caso confirmado de infección, explicó que "no bajo su conocimiento".

Los dispositivos de pluma para insulina son de uso frecuente en los hospitales para proporcionar el tratamiento a los pacientes y contiene un depósito o cartucho, según han indicado los Centros de Prevención y Control de Enfermedades.

Las agujas deben estar limitadas a un paciente porque la regurgitación de sangre en el cartucho de insulina puede ocurrir tras la inyección, creando un riesgo de transmisión de patógenos por la sangre, incluso cuando se cambia la aguja, según este centro de prevención y control de enfermedades.

El canal de televisión 'WABC-TV' ha informado que unas 200 personas de las más de 4.000 que han sido alertadas por esta posible infección se han apuntado para realizarse los análisis de sangre.

Parece ser que el hospital ha cambiado su política en cuanto a los dispositivos, aunque no está del todo claro cuando ha podido ocurrir esto. "'South Nassau' ya ha implantado una política en todo el hospital que prohíbe el uso de plumas de insulina y permite sólo el uso en un sólo paciente para administrar la insulina prescrita en los tratamientos de los pacientes", ha expresado el hospital en un comunicado.