7 de marzo de 2011

EE.UU.- Diseñan un catéter que elimina el tejido cardíaco dañado reduciendo dolor, coste y duración de la intervención

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un equipo multidisciplinar de investigadores, procedentes de diversas universidades de Estados Unidos, ha desarrollado un nuevo catéter para eliminar el tejido cardíaco dañado con todas las herramientas para desarrollar este procedimiento (ablación cardíaca) en un sólo catéter de balón estándar: un dispositivo para eliminar el tejido dañado utilizando calor, sensores de temperatura y presión, un LED y un sensor electrocardiograma (ECG). Los resultados de este trabajo se han publicado el 6 de marzo en 'Nature Materials'.

En la cirugía a corazón abierto, los cardiólogos usan ahora catéteres para eliminar el tejido cardíaco dañado en ciertos pacientes, como aquellos que sufre arritmias. Sin embargo, esto puede ser un procedimiento largo y doloroso, pues deben ser insertados secuencialmente diferentes catéteres con distintas funciones.

Este nuevo catéter multifuncional estirable, desarrollado por los investigadores Yonggang Huang, de la Universidad Northwestern, y John Rogers, de la Universidad de Illinois, hace que la técnica mínimamente invasiva para la cirugía cardíaca sea incluso mejor, combinando las capacidades de diagnóstico y tratamiento.

Según Huang, líder de la parte del trabajo desarrollada en la Universidad de Northwestern, "el uso de un sólo catéter para realizar todas estas funciones podría mejorar significativamente el tratamiento de la arritmia, reduciendo el número de pasos de este procedimiento, ahorrando así tiempo y costes".

Huang y Rogers aseguran que su dispositivo podría mejorar las herramientas quirúrgicas que se usan en la actualidad en la terapia de ablación cardíaca, el procedimiento utilizado para curar o controlar una variedad de arritmias o irregularidades en el ritmo cardíaco, como la taquicardia.

El sistema utilizado por Huang y Rogers en este estudio se basa en el diseño de interconectores, similar a su primer diseño de un sistema electrónico estirable, pero con mucha más --aproximadamente un 130% más-- capacidad de estiramiento. Los investigadores se centraron en estudiar la taquicardia.