13 de octubre de 2014

Los trabajadores sanitarios de Liberia inician el lunes una huelga indefinida en plena lucha contra el ébola

MONROVIA, 13 Oct. (Reuters/EP) -

Miles de trabajadores sanitarios de Liberia comenzarán en la medianoche de este lunes una huelga indefinida que podría afectar los esfuerzos que ha hecho el país para frenar la propagación del virus del ébola y dejar a cientos de pacientes sin atención.

Los trabajadores sanitarios liberianos amenazan con abandonar a cientos de pacientes en las unidades de tratamiento contra el ébola, clínicas y hospitales si sus reclamaciones de mejores incentivos, condiciones laborales y equipos de protección no se cumplen.

Una reunión para resolver sus quejas celebrada el viernes terminó sin acuerdo con el Gobierno, que se niega a atender sus demandas, según el secretario general de la Asociación Nacional de Trabajadores de la Salud de Liberia, George Williams.

"El Gobierno de Liberia no ha cambiado su postura. No quieren comprometerse con nosotros así que no podemos hablar", ha añadido. "El tiempo se agota, para la medianoche del lunes, comenzaremos una huelga de brazos caídos", ha precisado.

El viceministro de Sanidad de Liberia, Matthew Flomo, ha afirmado que el Gobierno no está al tanto de que los trabajadores planeen hacer huelga. "Lo que sé es que el Gobierno ha llegado a un acuerdo con los trabajadores sanitarios sobre su pago, que será como en septiembre, a partir del lunes", ha añadido Flomo.

AFECTARÁ A LA LUCHA CONTRA EL ÉBOLA

Pero Williams ha negado que los trabajadores hayan llegado a un acuerdo con el Ejecutivo y ha acusado a la administración de intentar dividir a los trabajadores. Sí ha reconocido sin embargo que la huelga perjudicará los logros hechos en la lucha contra el ébola en el país, pero ha dicho que confían en que los ciudadanos entenderán la razón que les lleva a actuar de este modo.

"El problema es el Gobierno. La población debería enfadarse con el Gobierno, no con nosotros", ha subrayado Williams. "Los ciudadanos son conscientes de que los trabajadores sanitarios se están muriendo porque no están protegidos. Nadie debería morir mientras protege vidas, hemos estado pidiendo al Gobierno que nos dé material de protección pero no lo están haciendo", ha lamentado.

Liberia tiene el mayor número de infecciones y muertes en el actual brote de ébola, el peor hasta la fecha. En concreto, en el país han muerto 2.316 personas de las algo más de 4.000 contabilizadas hasta la fecha por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los trabajadores sanitarios de Liberia se quejan de que trabajan sin la ropa de protección básica y que no reciben una compensación adecuada al riesgo que corren, ya que muchos de ellos han contraído el virus y han fallecido. De los 233 trabajadores sanitarios que han muerto por ébola, según la OMS, 95 han sido en Liberia, la misma cifra que en Sierra Leona, el segundo país más afectado.

Para leer más