19 de septiembre de 2014

Sierra Leona impone un toque de queda de tres días para frenar la expansión del brote de ébola

Voluntarios y trabajadores sanitarios visitarán a los sierraleoneses en sus casa para informarles sobre el virus

Sierra Leona impone un toque de queda de tres días para frenar la expansión del brote de ébola
REUTERS STAFF / REUTERS

FREETOWN, 19 Sep. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Sierra Leona ha impuesto desde este viernes un toque de queda de tres días de duración para frenar la expansión del brote de ébola, por lo que el presidente del país, Ernest Bai Koroma, ha emplazado a los ciudadanos a cumplir las medidas de emergencia.

Las calles de la capital, normalmente llenas de personas y vehículos circulando, han aparecido este viernes desiertas, salvo por la presencia de los vehículos de la Policía y de trabajadores sanitarios. Las emisoras de radio han emitido anuncios de concienciación sobre el ébola y han animado a los ciudadanos a permanecer en sus hogares.

"Hoy, la vida de todos está en riesgo pero superaremos estas dificultades si todos hacemos lo que nos piden", ha asegurado el presidente sierraleonés, en un discurso difundido este jueves por la noche por televisión. "Son tiempos extraordinarios que requieren medidas extraordinarias", ha afirmado.

El ébola ha dejado más de 5.300 personas infectadas en África Occidental y ha provocado la muerte de 2.630 de ellas, lo que supone el peor brote de esta enfermedad que se ha registrado en todo el mundo.

562 MUERTOS POR EL ÉBOLA EN SIERRA LEONA

En Sierra Leona, el número de muertos es de 562 personas. Durante el toque de queda, unos 30.000 trabajadores sanitarios, voluntarios y profesores tienen previsto visitar cada vivienda en un país de seis millones de habitantes para concienciarles sobre el peligro del virus y aislar a los enfermos.

Sin embargo, los equipos de visitas domiciliarias han comenzado su trabajo este viernes a un ritmo lento. Los voluntarios del Centro de Salud de Murray, en Freetown, han explicado que no han recibido los kits de jabón, pegatinas y folletos que deben entregar a los sierraleoneses.

"Esto significa que vamos a llegar a menos hogares de los previstos para hoy o que estarán después de las seis de la tarde para poder completar el objetivo", ha explicado uno de los voluntarios. Algunos de los voluntarios también se preguntan si dará tiempo a realizar toda la campaña informativa sobre el ébola.

Además, en muchas ocasiones los trabajadores sanitarios y los voluntarios se han encontrado con desconfianza de las comunidades locales cuando acuden para informarles sobre el brote de ébola.

Esta situación también se da en otros países afectados por el ébola, como en Guinea, donde las ocho personas que formaban un equipo de concienciación sobre el ébola fueron asesinadas y sus cuerpos fueron arrojados a unas letrinas.

CON EL APOYO DE UNICEF

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) también participa en la campaña de información sobre el ébola dando "apoyo técnico y financiero". La agencia de Naciones Unidas ha asegurado que se trata de "una ambiciosa campaña de información pública" y que sus mensajes "pueden salvar vidas".

"Hemos enviado mensajes que pueden salvar vidas a través de la radio, la televisión y los medios impresos pero no es suficiente", ha dicho Roeland Monasch, representante de UNICEF en Sierra Leona, en un comunicado. "Tenemos que llevar la información a donde está la gente", ha remarcado.

La campaña 'Ose to Ose ebola Tok' (hablar de casa en casa, en el idioma local) contará con más de 28.500 trabajadores y voluntarios para ir "puerta a puerta" y llegar a 1,5 millones de hogares con información sobre las formas que tienen las familias de protegerse contra la enfermedad y evitar la propagación del virus del ébola.

"Es fundamental llegar al mayor número de personas con consejos vitales, información y orientación sobre la prevención del ébola, además de proporcionar la atención médica adecuada, ya que el ébola sigue cobrándose vidas y causando estragos en las comunidades", ha subrayado UNICEF.

"Esta es una oportunidad para escuchar lo que las familias quieren saber acerca del ébola. Si la gente no tiene acceso a la información correcta, tenemos que llevarles mensajes que salvan vidas, a ellos, a donde viven, a sus puertas. La lucha contra el ébola debe hacerse en cada hogar, en cada comunidad y en cada centro de tratamiento", ha explicado Monasch.

Para leer más