25 de septiembre de 2014

Ébola.- El Banco Mundial envia más de 85 millones de euros para ayudar a los países afectados por el ébola

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Grupo del Banco Mundial ha anunciado este jueves que dará casi el doble de su financiación, más de 85 millones de euros, para ayudar a los países más afectados por la epidemia de ébola y construir así sistemas de salud más fuertes para los próximos años.

El anuncio supone una inversión de unos 36 millones en nuevos fondos. El Banco Mundial ha aportado 49 millones de euros como respuesta a la emergencia en África Occidental y otros 36 millones en proyectos a medio y largo plazo.

Los nuevos recursos --que la Junta de Directores Ejecutivos del Banco Mundial va a tener en cuenta en las próximas semanas-- se destinarán a aumentar el personal médico y a la compra de los suministros necesarios para poder atender y dar tratamiento a los países afectados, incluso en las zonas con difícil acceso.

El objetivo último de la ayuda, según han explicado, es construir un sistema de salud más fuerte, formando a profesionales médicos para reforzar la atención a nivel comunitario en toda la región afectada.

"La comunidad internacional está respondiendo con urgencia y con el nivel necesario para comenzar a dar marcha atrás en esta crisis de ébola sin precedentes", ha dicho este jueves el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, en una sesión especial sobre la crisis del ébola en Naciones Unidas.

"Ahora el verdadero desafío es llevar la atención y el tratamiento a las zonas más remotas y a las ciudades para luego construir un sistema de salud fuerte. Estos fondos ayudarán a los países a comenzar con la formación de trabajadores sanitarios", ha añadido.

El Grupo del Banco Mundial anunció previamente que estaba movilizando 49 millones de euros para los tres países más afectados por la crisis: Guinea, Liberia y Sierra Leona, incluyendo una respuesta de emergencia de 25 millones. Este apoyo, coordinado estrechamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS), Estados Unidos y otros socios internacionales y nacionales, ha ayudado a los países en el tratamiento de los enfermos, a hacer frente al impacto económico, y mejorar sus sistemas de salud pública.

UNA EPIDEMIA SIN PRECEDENTES

Más personas han muerto en la epidemia de 2014 en África Occidental que en todos los anteriores brotes de ébola juntos desde que el virus fue descubierto por primera vez en 1976, según uno de los análisis del Banco Mundial.

Además ha explicado que si el virus sigue aumentando en los tres países más afectados, el impacto económico podría suponer un golpe catastrófico para estos Estados ya de por sí frágiles. Sin embargo, el análisis ha explicado que los costes económicos pueden ser limitados si las respuestas nacionales e internacionales llegan con rapidez.

"Esto es una catástrofe humanitaria, ante todo," ha dicho Kim. "Pero las consecuencias económicas son muy amplias y pueden ser de larga duración. Nuestra evaluación muestra un impacto económico mucho más grave en los países afectados de lo que se había estimado anteriormente. Hemos sido alentados en gran medida por el importante aumento de la asistencia prestada por la comunidad internacional", ha añadido.

"Debemos movernos más rápido para contener la propagación del ébola y ayudar a estos países y sus pueblos. Demasiadas vidas se han perdido ya y el destino de miles de personas depende de una respuesta que pueda contener y detener esta epidemia" ha sentenciado Kim.