23 de febrero de 2012

La distribuidora del corazón artificial implantado en Bellvitge todavía no lo ha cobrado

La distribuidora del corazón artificial implantado en Bellvitge todavía no lo ha cobrado
HOSPITAL DE BELLVITGE

BARCELONA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Grupo Pálex, empresa tecnológica distribuidora del corazón artificial implantado al paciente del Hospital de Bellvitge que finalmente murió, ha criticado este jueves a la Generalitat por no haber pagado todavía el coste del citado corazón implantado en noviembre y cuyo coste ha cifrado en unos 100.000 euros.

   En el marco del desayuno Feedback Today, el vicepresidente del grupo, Joan Knuth, ha cargado contra los retrasos de los pagos de la administración a los proveedores, que ha cuantificado en 15.000 millones de euros en toda España.

   Knuth ha lamentado que su compañía no ha podido todavía facturar el corazón a la administración, a pesar de que la empresa ya lo ha pagado a su proveedor.

   Las declaraciones del vicepresidente de Pálex llegan dos días después de la muerte esta semana del receptor del avance pionero en Cataluña, casualmente un día después de que se presentara en público la operación.

   Se trataba del primer implante en Cataluña y tercero en España de un corazón artificial de larga duración a un paciente con insuficiencia cardiaca, que no era candidato a un trasplante de corazón.

   El secretario de Estrategia y Coordinación de la Conselleria de Salud, Francesc Sancho, ha señalado que si en algún sitio se paga a los proveedores con medias "suficientemente aceptables" es Cataluña.

   Asimismo, ha destacado la importante inversión que se hace en investigación y conocimiento.