5 de febrero de 2015

Un dispositivo para diagnosticar apneas del sueño puede ser usado en Atención Primaria y reducir costes

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un dispositivo para establecer el diagnóstico y la gravedad de la enfermedad en los pacientes con sospecha de apneas de sueño puede ser usado en Atención Primaria con un menor coste para el sistema sanitario, según ha demostrado un estudio multicéntrico español liderado por el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias (Ciberes), dependiente del Instituto de Salud Carlos III, y los Hospitales San Pedro de Alcántara (Cáceres) y Txagoritxu (Vitoria).

La investigación, publicada en la revista 'Sleep', demuestra que por una parte para la misma eficacia diagnóstica "el coste es sensiblemente inferior al de la polisomnografía", y por otra, que la decisión del tratamiento más adecuado "es superponible al realizado mediante la polisomnografía en el hospital".

Por tanto, se abre la posibilidad de diagnosticar y tratar a los pacientes con sospecha de apneas de sueño en Atención Primaria, "que hasta el momento estaba vetado por la falta de una herramienta adecuada", afirman los doctores Juan Fernando Masa y Joaquín Durán, coordinadores del estudio.

Según señalan, es una enfermedad muy frecuente que afecta al 24 por ciento de los adultos y "la mayoría están sin diagnosticar. "Debido a que Atención Primaria no podía contribuir al diagnóstico, al menos en los casos menos complicados, la obligada atención hospitalaria enlentece y encarece el procedimiento de diagnóstico y tratamiento de la enfermedad", aseveran.

EL ACCESO ACTUAL AL DIAGNÓSTICO ES DIFÍCIL, CON LARGAS LISTAS DE ESPERA

Los investigadores explican que el método diagnóstico estándar es la polisomnografía que registra variables neurológicas para identificar la fases del sueño y respiratorias para demostrar las apneas y sus repercusiones. Esta prueba requiere personal experto y vigilancia durante toda la noche. Además, "el coste es elevado y el volumen de pacientes que pueden ser diagnosticados es muy inferior al necesario. Por tanto, el acceso al diagnóstico es difícil, con largas listas de espera", lamentan.

El nuevo dispositivo, concretan, mide la presión en la nariz determinando la cantidad de aire que entra y sale del aparato respiratorio. Esta medida a su vez sirve para que de una forma automática, por el propio 'software' del dispositivo, "se pueda establecer el número y duración de las apneas durante el sueño". Se trata de un dispositivo "muy simple y que el propio paciente puede colocarse en su domicilio para el registro nocturno", concluyen.