8 de mayo de 2014

Los diferentes patrones del lupus pueden dificultar su diagnóstico, según reumatólogos

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

En España el lupus eritematoso sistémico afecta a unas 40.000 personas en España, la mayoría mujeres jóvenes en edad fértil, y el hecho de que cada persona tenga un patrón diferente de la enfermedad hace que en ocasiones se dificulte su diagnóstico, a pesar de que en los últimos años ha mejorado y se realiza de forma más precoz.

Así lo ha asegurado la Sociedad Española de Reumatología (SER) con motivo del Día Mundial del Lupus que se celebra el sábado 10 de mayo, recordando que la patología se puede presentar a cualquier edad, lo que hace que su detección temprana sea "sumamente importante".

El problema de la enfermedad es que puede ocasionar manifestaciones clínicas en cualquier sistema del organismo: en las articulaciones, en la piel, en el riñón, en las células sanguíneas, etcétera. Además, los síntomas o signos más frecuentes son los que afectan al aparato locomotor (dolor o inflamación de las articulaciones) y a la piel o mucosas (manchas cutáneas, úlceras en la boca, etc.).

Por ello, el doctor José María Pego, del servicio de Reumatología del Complejo Universitario de Vigo, ha reconocido que también es necesario que se desarrollen nuevas terapias que permitan que los pacientes afectados tener un menor número de complicaciones relacionadas con la enfermedad o con sus tratamientos, "para que puedan vivir durante más tiempo y que lo hagan con una mayor calidad de vida".

"Durante las últimas décadas la mejora de distintos tratamientos empleados en las diferentes complicaciones de los pacientes con LES (mejores antihipertensivos, mejores antibióticos, mejoría en las técnicas de diálisis o de trasplantes) ha hecho que la supervivencia de los pacientes haya aumentado", ha celebrado este experto.

Sin embargo, matiza, no ha sido hasta hace unos tres años cuando se aprobó un fármaco para el tratamiento de pacientes con la enfermedad activa, el belimumab, que se convirtió además en el primer fármaco aprobado para el tratamiento de la enfermedad en los últimos 50 años.

A pesar de las dificultades existentes, el doctor Pego afirma que "hoy día existen muchos grupos de expertos en todo el mundo y, en concreto, en España están trabajando mucho y bien desde un punto de vista de investigación clínica y de laboratorio para ampliar el conocimiento sobre el lupus y, en consecuencia, "lograr mejoras que permitan alcanzar esos retos anteriormente mencionados".

Ejemplo de ello es el Registro de pacientes con LES de la SER, el RELESSER, puesto en marcha por la Sociedad con el objetivo de conocer a la perfección los distintos perfiles de pacientes que sufren lupus en España y que cuenta con información completa sobre 4.050 pacientes atendidos en los Departamentos de Reumatología de los hospitales españoles.

La fase descriptiva ha finalizado y ahora comenzará otra fase que consiste en el seguimiento de diferentes subgrupos de pacientes que permitirá conocer cuáles son los factores implicados en una evolución clínica desfavorable de esta patología.