6 de marzo de 2015

El diagnóstico precoz, determinante para mejorar el pronóstico de niños con enfermedades neurológicas

VALENCIA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El conseller valenciano de Sanidad, Manuel Llombart, ha destacado este viernes que un diagnóstico precoz y un tratamiento eficaz es "determinante" para el mejor pronóstico e integración futura de los niños con enfermedades neurológicas, al tiempo que ha indicado que la neuropediatría y la neuropsicología son "trascendentes y relevantes" para el futuro desarrollo y la óptima madurez de los menores.

Así lo ha indicado durante la inauguración del XVII Curso Internacional de actualización en Neuropediatría y Neuropsicología Infantil (trastornos del desarrollo), organizado por el Instituto Valenciano de Neurología Pediátrica, donde ha estado acompañado por el vicepresidente del Colegio Oficial de Médicos de Valencia, Luis Ortega; el presidente de de la Sociedad Valenciana de Neuropediatría, Fernando Mulas; la presidenta de la Sociedad Valenciana de Pediatría, Pilar Codoñer, y el representante del Colegio de Pedagogos y Psicopedagogos, Luis Abad.

En su discurso de inauguración, ha destacado que es indispensable la colaboración de todos para consolidar una sociedad "avanzada, justa y solidaria", y ha incidido en que, en el ámbito sanitario, la administración destina todos sus esfuerzos a alcanzar la satisfacción del paciente, para lo que necesita de la colaboración de las entidades e instituciones de carácter científico e investigador.

Llombart ha subrayado la importancia de la ciencia y la investigación como instrumentos clave para incrementar el bienestar social y mejorar la calidad y expectativa de vida de los ciudadanos.

PROBLEMAS NEUROLÓGICOS EN LA INFANCIA

Los problemas neurológicos en la infancia son frecuentes y conllevan, en muchas ocasiones, gran carga emocional y económica para las familias y para la sociedad. Muchos de los trastornos de los que se ocupa la neuropediatría son complejos, de carácter crónico y condicionan a largo plazo la vida de los niños y de sus familias.

En este sentido, el titular de Sanidad ha recordado que la Comunitat dispone de "excelentes" neuropediatras que trabajan con los mejores especialistas a nivel nacional e internacional y ha puesto como ejemplo el Hospital La Fe de Valencia, que está reconocido como Centro, Servicio y Unidad de referencia del Sistema Nacional de Salud para el tratamiento de Epilepsia refractaria y neurocirugía pediátrica compleja, entre otras patologías.

En el año 2014, más del 10 por ciento de las consultas médicas (no quirúrgicas) en el Hospital Infantil La Fe fueron atendidas en neuropediatría y casi el 7 por ciento de los ingresos en ese mismo periodo y en la misma área del hospital correspondieron a esta especialidad.

El conseller ha explicado que el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), que afecta a un 5% de los ninos, es de carácter neurobiológico que afecta directamente a las áreas del cerebro responsables del autocontrol y de la inhibición del comportamiento. Un inadecuado diagnóstico o tratamiento, repercute en un fracaso escolar y en problemas de conducta.

UNO DE CADA VEINTE NIÑOS EN EDAD ESCOLAR

Se estima que más de 400.000 familias españolas tienen hijos menores de 18 años con este trastorno y que en la Comunitat Valenciana uno de cada veinte niños en edad escolar padece esta patología. Sin embargo, este trastorno no es exclusivo de la infancia y la adolescencia, ya que más del 70 por ciento de los afectados continúan presentando algunos síntomas en la edad adulta.

Otro tipo de trastorno del comportamiento es el Trastorno del Espectro Autista, que tiene una incidencia cada vez más relevante hasta alcanzar el 1 por ciento de la población infantil, con un elevado coste social y económico que sería mucho mayor sin una óptima asistencia neuropediátrica para su oportuno estudio, diagnóstico, y eficaz orientación terapéutica.