Desaconsejan las pruebas de rutina para el cáncer de próstata

Desaconsejan las pruebas de rutina para el cáncer de próstata
6 de septiembre de 2018 GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / HAILSHADOW

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las pruebas de rutina para el cáncer de próstata no se recomiendan para la mayoría de los hombres porque el beneficio es pequeño e incierto y existen daños evidentes, según revela un panel de expertos internacionales en un artículo publicado en 'BMJ'. Pero reconocen que algunos hombres, como aquellos con un historial familiar de cáncer de próstata, pueden ser más propensos a considerar la posibilidad de estas pruebas, y, en el caso de estos hombres, ven esencial hablar con su médico sobre posibles daños y beneficios.

Su consejo se basa en la evidencia más reciente y es parte de la iniciativa 'Recomendaciones rápidas' de BMJ: para producir una guía rápida y fiable basada en nueva evidencia para ayudar a los médicos a tomar mejores decisiones con sus pacientes.

La prueba del antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés) es la única prueba ampliamente utilizada actualmente disponible para detectar el cáncer de próstata. Se usa en muchos países, pero sigue siendo controvertida porque ha aumentado la cantidad de hombres sanos diagnosticados y tratados innecesariamente por tumores inofensivos.

Entonces, un panel internacional compuesto por médicos, hombres en riesgo de cáncer de próstata y metodólogos de investigación llevó a cabo un análisis detallado de la evidencia más reciente utilizando el enfoque GRADE (un sistema empleado para evaluar la calidad de la evidencia).

Según una revisión (más de 700.000 hombres en ensayos clínicos), que encontró que, si el cribado reduce las muertes por cáncer de próstata, el efecto es muy pequeño, el panel aconseja no ofrecer pruebas de detección de PSA de rutina y dice que la mayoría de los hombres obtienen beneficios pequeños e inciertos mientras que los daños claros.

Los médicos no deben sentirse obligados a plantear sistemáticamente el problema a todos sus pacientes y deben participar en la toma de decisiones compartidas para aquellos que están considerando el cribado. Sin embargo, los autores corroboran que los hombres con mayor riesgo de muerte por cáncer de próstata (por ejemplo, aquellos con antecedentes familiares de cáncer de próstata o de descendencia africana) son más propensos a elegir el examen de PSA después de debatir los beneficios potenciales y los daños de las pruebas con su médico.