22 de diciembre de 2014

Defensor inicia una queja de oficio para conocer cómo el SAS va a dispensar 'Sovaldi' para la hepatitis C

La Oficina está ya recibiendo quejas de afectados que siguen careciendo del Sovaldi y cuya situación no admite más demora

SEVILLA, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo Andaluz ha decidido abrir una queja de oficio dirigida a la Dirección General de Asistencia Sanitaria y Resultados en Salud, dependiente de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, para conocer cómo el Servicio Andaluz de Salud (SAS) va a dispensar el fármaco innovador para la hepatitis C.

En la iniciativa, consultada por Europa Press, el Defensor señala que la investigación en el campo de la medicina está proporcionando constantemente nuevas terapias para el tratamiento de diversas enfermedades, cuya "eficacia resulta a veces discutida". Por ello, la Institución asisten a "múltiples requerimientos" de ciudadanos en torno a las mismas, ya que el procedimiento para su autorización por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios "resulta largo y complejo, así como su incorporación a la prestación farmacéutica del sistema sanitario público", advierte.

Al respecto, añade que "en no pocas ocasiones" dicho itinerario "se sigue de otras actuaciones evaluadoras en el marco autonómico, encomendadas en nuestro ámbito territorial a la Agencia de evaluación de tecnologías sanitarias, e incluso a nivel de los propios centros hospitalarios a través de sus comisiones de farmacia", lo que "más de una vez esto ha traído como consecuencia una importante demora en el acceso a los tratamientos, así como una notable desigualdad, en comparación con otras regiones e incluso dentro de un mismo territorio autonómico".

Ahora, continúa el Defensor, se viene hablando de nuevas terapias farmacológicas para el tratamiento de la hepatitis C. Durante el último año, continúa, "hemos tenido noticias del proceso de autorización del fármaco sofosbuvir (nombre comercial Sovaldi), y fundamentalmente de la negociación llevada a cabo desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, con el laboratorio fabricante, en un intento de rebajar el alto coste del producto y con vistas a su incorporación a la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud".

Definitivamente, recuerda el Defensor en su queja, hace pocos meses se aprobó su financiación por la comisión interministerial de precios de los medicamentos, y recientemente se ha elaborado un informe de posicionamiento terapéutico que determina los supuestos identificadores de los pacientes tributarios del tratamiento. Además, la Comisión Permanente de Farmacia del Consejo Interterritorial del SNS ha acordado un documento que contiene la estrategia de priorización para el uso de antivirales de acción directa para el tratamiento de la hepatitis crónica por virus C".

"Las previsiones realizadas aludían al alta del medicamento el 1 de noviembre pasado, y en este sentido al parecer se ha venido informando a sus eventuales receptores". Sin embargo, continúa el Defensor, "nada sabemos del proceso que debe conducir a la dispensación de dicho tratamiento en los hospitales del Sistema Sanitario Público de Andalucía, fundamentalmente por lo que hace a la disponibilidad del mismo en los hospitales de aquél, y al comienzo de su dispensación a aquellos pacientes que lo precisen".

De hecho, el Defensor precisa que "ya están recibiendo quejas de algunos afectados cuya situación no admite más demora, por lo avanzado que se muestra la enfermedad en ellos, y la carencia actual de tratamiento, más allá de lo que pudieran tomar para determinados síntomas".