19 de noviembre de 2012

El PSPV advierte de que el desabastecimiento de medicamentos es "un problema de salud pública"

El PSPV advierte de que el desabastecimiento de medicamentos es "un problema de salud pública"
EUROPA PRESS

VALENCIA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz socialista de Sanidad en las Corts, Ignacio Subías, ha alertado este domingo de que el desabastecimiento de medicamentos en las farmacias que, a su juicio, se está produciendo como consecuencia de la huelga indefinida de boticas, es "un problema de salud pública".

En un comunicado, Subías ha indicado que se están viendo "colas impresionantes en las farmacias, paseos y peregrinajes de farmacia en farmacia hasta intentar encontrar la medicación", lo que provoca entre otras consecuencias, el desabastecimiento de medicamentos, con lo que "de seguir así se pondrá en riesgo a los pacientes al no tomarse la medicación".

"Sabemos que hay medicaciones como tratamientos neurológicos que están teniendo problemas, los diabéticos se quejan de que no tienen suficientes tiras para poderse controlar la cifras de glucemia, fundamental para su tratamiento, y que en algunos sitios está habiendo ya problemas para encontrar la insulina", ha apuntado el diputado, para quien esta situación supone "un riesgo para la salud de estas personas y para la salud pública".

Además, ha resaltado que esta situación pone también en riesgo "la subsistencia de las propias farmacias y el despido de trabajadores" y ha lamentado que "los impagos del Consell están llevando a la ruina a muchos colectivos, a asociaciones de enfermos, a asociaciones del tercer sector y, sin duda, a las farmacias". "Están poniendo en riesgo el modelo actual con graves consecuencias para todos, sobre todo para las zonas más periféricas, para los pueblos más pequeños", ha agregado.

A su juicio, la responsabilidad recae directamente en el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y la Conselleria de Sanidad, por lo que los socialistas presentarán mociones para "pedir soluciones y exigir el pago de los medicamentos, para poder garantizar la dispensación de los mismos a los enfermos", dado que de lo contrario, "serán responsables de los problemas de salud de los ciudadanos".