22 de septiembre de 2009

C.Valenciana.- El CECOVA destaca la necesidad de tener cuidados enfermeros para la atención de enfermos de Alzheimer

VALENCIA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Enfermería de la Comunitat Valenciana (CECOVA) y los colegios de Valencia, Castellón y Alicante destacaron hoy, con motivo del Día Mundial del Alzheimer, "la necesidad de contar con más profesionales de Enfermería preparados para atender el aumento de enfermos en los próximos años" y recordaron que las previsiones advierten de que la cifra de pacientes en España "se cuadriplicará antes de 2050".

El presidente del CECOVA, José Antonio Ávila, señaló en un comunicado "la importancia de los cuidados enfermeros efectuados por profesionales especializadas para tratar adecuadamente y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por el alzheimer, que oscila entre 400.000 y 600.000 en España (44.000, en la Comunitat), a pesar de que el 30% no está diagnosticado como tal".

Además, aseguró que esta tendencia "va en aumento debido a la mayor longevidad de la población". Además, el CECOVA destacó la necesidad de "concienciar a la sociedad de la importancia de una demencia degenerativa que es una de las diez primeras causas de muerte en España y afecta a más de 3,5 millones de personas (entre pacientes y familiares) y que, según las previsiones, cuadruplicará su incidencia en el año 2050".

Así, Ávila aseguró que la ley de Dependencia necesita "mayor dotación económica para atender adecuadamente a los usuarios aquejados de Alzheimer, y debería ofrecer más residencias y centros de día para atender a estos pacientes".

El CECOVA reclamó a la Conselleria de Bienestar Social que incluya a profesionales de Enfermería en los equipos de valoración encargados de elaborar los informes de la Ley de Dependencia donde se establecen los cuidados necesarios que requieren las personas dependientes ya que, según explicó Ávila, "es un sinsentido que se hagan las valoraciones sin tener en cuenta a profesionales sanitarios especializados en la prestación de cuidados como somos los enfermeros".

Ávila añadió que el papel de los profesionales de Enfermería se centra en "controlar el comportamiento del paciente provocado por un deterioro mental y ayudar a adoptar medidas que compensen la demencia; establecer una comunicación verbal y no verbal lo más eficaz posible y comprender sus necesidades a medida que aumenta su demencia y el deterioro de las técnicas verbales y garantizar la seguridad del paciente, a medida que pierde su capacidad de controlar los factores potenciales peligrosos del ambiente".