5 de mayo de 2014

La CUN adquiere el acelerador lineal más avanzado para el tratamiento del cáncer con radioterapia

La CUN adquiere el acelerador lineal más avanzado para el tratamiento del cáncer con radioterapia
EP/CUN

PAMPLONA, 5 May. (EUROPA PRESS) -

La Clínica Universidad de Navarra (CUN) ha adquirido y aplicado ya en pacientes con cáncer el acelerador lineal más avanzado para tratamientos con radioterapia externa, el 'Elekta Versa HD', que ofrece una velocidad de tratamiento hasta diez veces superior a la de cualquier acelerador convencional, así como la reducción del número de sesiones.

Además, este dispositivo permite una mayor precisión en la administración de la dosis de radiación con la adquisición de imágenes en 4 dimensiones, lo que evita al máximo el riesgo para los órganos sanos colindantes a la lesión. En su conjunto, procura un mayor confort para el paciente, ha destacado el centro.

Así, mientras una sesión normal de radioterapia externa con intensidad modulada (IMRT) tiene un tiempo de duración de entre 20 y 40 minutos, con el nuevo acelerador lineal la sesión se reduce a unos 10 minutos y el tiempo dedicado exclusivamente a la irradiación se estima entre 1 y 2 minutos.

Según ha explicado el especialista del Servicio de Oncología Radioterápica de la Clínica, el doctor José Javier Aristu, "esta elevada velocidad en la administración de los tratamientos se produce porque la tasa de dosis del haz de radiación es mucho más alta con el nuevo acelerador que con los anteriores".

De este modo, ha añadido, "este equipamiento permite administrar dosis muy altas de irradiación en muy poco tiempo mediante técnica volumétrica (la radiación se administra mientras gira el aparato)".

Del nuevo acelerador lineal, el director del Servicio de Oncología Radioterápica de la CUN, el doctor Rafael Martínez Monge, ha destacado que la tecnología que incorpora este equipo de última generación "nos va a permitir individualizar de una manera mucho más precisa el tratamiento de todos los pacientes oncológicos".

En este sentido, ha advertido de que la oncología actual "es muy diferente a la que se realizaba hace 10 ó 20 años y la multiplicidad de tratamientos quirúrgicos, quimioterápicos, de hormonoterapia o con terapia dirigida, hacen totalmente necesario que la administración de radiación pueda hacerse de una manera mucho más rápida, precisa y versátil dentro del manejo multidisciplinar del paciente oncológico".

Entre otras ventajas del nuevo equipo, la CUN ha destacado la obtención de imágenes de TAC (escáner) de mayor calidad que las de los aceleradores convencionales. El doctor Aristu ha detallado que ahora podrán adquirir "imágenes de alta calidad para verificar la zona de tratamiento".

"El sistema de radiación guiado por imagen se utiliza para constatar la posición del tumor antes de cada fracción de dosis y también durante el tratamiento. Así se comprueba que el tumor está en la posición prevista o, si no es así, el equipo informa de los movimientos necesarios que se deben realizar al paciente para que el tumor quede en el lugar exacto respecto a lo planificado previamente en un ordenador", ha explicado Aristu.

Como consecuencia de esta característica, ha concluido la CUN, se minimiza el movimiento del tumor en cada momento y, por tanto, las incertidumbres en la administración del tratamiento.