24 de julio de 2015

Cuidar de los nietos, ¿puede ser malo para la salud?

   MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El cuidado de los nietos puede generar estrés y una sensación de sobrecarga en los mayores, algo que puede agravar sus dolencias y hacer que descuiden su salud, tal y como ha señalado la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG).

   Cuidar de los nietos debe ser "una actividad placentera para abuelo y nieto, evitando que se convierta en una carga para la persona mayor, ya que esta situación puede conllevar, a la larga, problemas de estrés, ansiedad o depresión si los abuelos se ven sobrecargados de actividades y responsabilidades con los nietos en detrimento de sus propias necesidades", ha explicado el presidente de SEGG, José Antonio López.

   Uno de cada cuatro abuelos cuida de sus nietos en España, y les dedican una media de siete horas diarias, dos más que la media europea, según datos de la Encuesta de Salud, Envejecimiento y Jubilación de Europa (SHARE). Un exceso de tiempo en el cuidado de los nietos por parte de los abuelos puede generar la paradoja de la doble dependencia, que tiene lugar cuando la persona mayor padece una dolencia o unas limitaciones que requieren cuidados precisos que no se pueden llevar a cabo porque tienen que cuidar de los nietos.

   Con la crisis económica, la conciliación entre la vida laboral y familiar es más complicada, por lo que los padres requieren cada vez más que los abuelos cuiden de los niños, una costumbre que se ha extendido gracias al aumento de la esperanza de vida, que alcanza los 83 años de media. En el caso de las mujeres, la esperanza de vida se sitúa en los 85,7 años, bastante superior a la de los hombres, con 80,2 años.

   Otro de los problemas es la sobrecarga, ya que, como ha señalado López, "si bien es cierto que en la mayor parte de los casos esta actividad se hace de forma voluntaria y con agrado, también es verdad que, en algunos casos, las abuelas y abuelos tienen la sensación de realizar una jornada laboral a tiempo completo y se sienten forzados en unas cargas de cuidados y educación".

PARA EVITAR EL ESTRÉS HAY QUE PONER LÍMITES

   Para evitar que el cuidado de los nietos sea un problema, desde la SEGG recomiendan que los mayores eviten sobrecargarse, realizando únicamente las tareas de las que se vean capaces, y reserven un espacio propio para sus cuidados y ocio. Además, es importante establecer unos límites, tanto a los padres como a los hijos, para que el tiempo que los abuelos pasen con los nietos sea lo más gratificante posible.

   Cuidar de los nietos, además, tiene grandes beneficios, como la transmisión de experiencias, tradiciones, aficiones y valores que pueden adquirir los niños al estar en contacto con los abuelos. Por otro lado, los mayores se sienten útiles y dejan de lado la sensación de soledad, además de mejorar su forma física, su rendimiento cognitivo y su integración.

Para leer más