23 de julio de 2012

Cuatro hospitales españoles implantarán unidades de apoyo a mujeres con VIH

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cuatro hospitales españoles implantarán unidades de apoyo a mujeres con el virus de inmunodeficencia humano (VIH), dentro del programa SHE, iniciativa dirigida a prestar apoyo a las mujeres con VIH y que está impulsada por Bristol-Myers Squibb.

SHE es un programa de formación y empoderamiento de pacientes de VIH basado en el apoyo entre iguales y que proporciona herramientas educativas y científicas para su empleo en el ámbito clínico y en el comunitario.

Dentro de esta iniciativa se encuentra, la creación de las 'Unidades SHE' en hospitales de toda Europa. "Las unidades SHE reúnen a los equipos que tratan a las pacientes con VIH --especialistas, enfermeras, trabajadores sociales, psicólogos, ginecólogos y especialistas en planificación familiar-- como medio para ofrecer un mejor apoyo y atención a las mujeres que padecen esta enfermedad", señala la copresidenta del programa médico de SHE, Margaret Johnson.

En el caso de España, las unidades SHE se implantarán este año como proyectos piloto en hospitales de Madrid, Sevilla, Murcia y Vigo. Para la doctora Celia Miralles de la Unidad de VIH del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo es "muy importante" que todo el equipo sanitario, "incluyendo médicos, enfermeras y psicólogos", presten todo el apoyo posible a las pacientes con VIH.

PÁGINAS WEB EN VARIOS IDIOMAS

Durante la XIX Conferencia Internacional sobre SIDA que se celebra estos días en Washington (Estados Unidos), se han presentado nuevos sitios web adaptados a diferentes idiomas. En concreto, la web 'ShetoShe.org' que, además de inglés, está disponible en español ('www.shetoshe.es') e italiano ('www.SHEProgramma.it'). A finales de año estará también en alemán, francés, polaco y portugués.

Estos sitios web ofrecen información relevante y contrastada sobre temas de interés para pacientes y sus médicos, como diagnóstico del VIH, relaciones sexuales, derechos de los pacientes, acceso a servicios sanitarios y bienestar.

Así, este recurso puede usarse en asociaciones de pacientes y centros hospitalarios para el apoyo a mujeres con VIH por parte de otras pacientes en su misma situación. Este modelo de asistencia complementa a la atención médica que reciben las pacientes con el fin de apoyarlas y favorecer el diálogo de éstas con sus doctores.

"Esta iniciativa se basa en la idea de que la información transmitida por una persona que está en tu misma situación tiene mayor credibilidad y puede ser más influyente que aquella proporcionada por algunos profesionales, debido al proceso de identificación que se produce", ha señalado Mario José Fuster, gerente de SEISIDA.

En este sentido, Fuster recuerda que los programas de educación entre iguales tienen un doble efecto beneficioso. Por un lado, las mujeres con VIH tienen una mayor empatía hacia personas en su misma situación y la información que reciben la ven más fiable. "Y por otra parte, tiene un efecto beneficioso sobre la persona que imparte la formación, porque refuerza su autoestima y su capacidad de afrontar el proceso de la enfermedad", añade.