19 de septiembre de 2014

Cuando los muebles son un peligro

Cuando los muebles son un peligro
GETTY//DMITRIMARUTA

MADRID, 19 Sep. (Infosalus/EP) -

   Puede suceder en un instante: un niño pequeño tira de un televisor, un armario o la pantalla de un ordenador y resulta lesionado de gravedad cuando el mobiliario cae sobre él.

   "Cada padre o cuidador de un niño pequeño debe examinar su casa e imaginar qué puede caer sobre el pequeño procedente de las paredes y lesionarle. Imaginarlo es mejor que la posibilidad de que se convierta en realidad", según señala el doctor Alex Rosenau, presidente del Colegio Americano de Médicos de Emergencias.

   Entre 2009 y 2011 sólo en los Estados Unidos aproximadamente 43.000 personas terminaron en las urgencias clínicas después de que un objeto o pieza del mobiliario les cayera encima. Los jóvenes estaban implicados en un 60% de estos accidentes y cerca de 300 niños de entre un mes y 8 años perdieron la vida debido a estas lesiones, según una información de la Comisión de Seguridad del Consumidor de Estados Unidos.

   Desde el Colegio Americano de Médicos de Emergencias se sugieren las siguientes medidas que los padres y cuidadores pueden tomar para prevenir lesiones fatales y graves derivadas de este tipo de accidentes:

1. Asegurar el mobiliario a la pared: si no está seguro de cómo hacerlo, en las ferreterías y tiendas infantiles deberían poder asesorarle. También es buena idea reemplazar cualquier mobiliario muy pesado que pueda no ser seguro. Esto es especialmente importante en el caso de mobiliario con baldas, cajones y puertas.

2. Los monitores de ordenador deben estar situados de forma segura y hay que estar seguros de que no pueden caerse de la mesa o escritorio.

3. Guardar la televisión y equipos informáticos cerca del suelo. Otros objetos pesados y más utilizados deberían estar almacenados también cerca del suelo.

4. No situar objetos encima de las televisiones o monitores.

5. Los cuadros o las esculturas de grandes dimensiones que pueden caer y herir a los niños deben estar bien aseguradas en el lugar elegido para ellas o bien ser eliminadas de la decoración.

6. Electrodomésticos como neveras, hornos y microondas deberían también asegurarse firmemente a su lugar.

7. Las televisiones sujetas a la pared deberían estar lo suficientemente fuera del alcance de los niños pequeños.

   Los médicos de emergencia aconsejan utilizar puertas o cancelas de seguridad para mantener a los niños fuera de las habitaciones que no son seguras. "Decir a un niño que no se toca o que no se sube encima de algo no es suficiente", señala Rosenau.

   "Tienes que dar los primeros pasos para evitar que suceda una tragedia en tu casa al convertir en 'a prueba de niños' cada una de las habitaciones en las que los pequeños se encuentran", concluye el portavoz del Colegio Americano de Médicos de Emergencias.