4 de febrero de 2015

El cribado mediante tomografía computarizada puede reducir la mortalidad por cáncer de pulmón en un 20%

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El cribado de cáncer de pulmón con una tomografía computarizada de baja dosis de radiación ha demostrado una reducción relativa de la mortalidad por cáncer del 20 por ciento, cifra similar a la que se obtiene en cribados altamente extendidos como el cáncer de mama o de colon, según el coordinador del Área de Oncología Torácica de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), José Belda Sanchis.

"Los neumólogos y cirujanos torácicos creemos necesario mantener nuestra lucha contra el tabaco al tiempo que adoptar una actitud de búsqueda activa de casos de cáncer de pulmón en fase precoz en la población de riesgo, pues solo cuando el cáncer de pulmón se encuentra en estadio incipientes podemos aplicar tratamientos curativos", explica el experto.

La eficacia del cribado del cáncer de pulmón, señala, está contrastada por un estudio realizado por el 'National Cancer Institute' de Estados Unidos. Durante tres años se llevó a cabo un protocolo de cribado en una población de más de 50.000 fumadores y exfumadores de entre 55 y 74 años. Tras un seguimiento de seis años, el estudió "mostró una reducción relativa de la mortalidad por cáncer de pulmón del 20 por ciento en el grupo cribado con tomografía computarizada de baja dosis de radiación frente al grupo cribado con radiografía de tórax", indica Belda Sanchis.

La importancia de este estudio viene dada porque "nunca un tratamiento médico o quirúrgico había conseguido reducir la mortalidad por cáncer de pulmón en un porcentaje similar", apunta el doctor añadiendo que en el cáncer de pulmón "es muy importante saber que sólo cuando el diagnóstico se hace en estadio I, que son menos del 15 por ciento de los casos, se consiguen tasas elevadas de curación".

Asimismo, el especialista explica que se han incorporado nuevos criterios de valoración de los hallazgos en la tomografía de baja dosis como el volumen del nódulo y su tiempo de duplicación que tienen como objetivo reducir la tasa de falsos positivos. Esta estrategia, según el reciente estudio 'Nelson', "parece tener como resultado una significativa reducción de la tasa de resultados positivos (2,6% en la tomografía basal y 1,8% en la segunda ronda), sin que se produzca un incremento de la tasa de falsos negativos, lo que permite mejorar los resultados del cribado de cáncer pulmón y marcar el camino a seguir", concluye.