13 de agosto de 2020

El cribado mamario en mujeres de 40 a 49 años reduce la mortalidad por cáncer de mama

El cribado mamario en mujeres de 40 a 49 años reduce la mortalidad por cáncer de mama
Un técnico de radiología ayuda a preparar a una paciente para una mamografía de detección en el UW Medical Center-Roosevelt en Seattle, Washington. - UW MEDICINE

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El cribado mamario en mujeres de 40 a 49 años reduce la mortalidad por cáncer de mama, con un aumento mínimo del sobrediagnóstico, según un estudio dirigido por la Universidad Queen Mary de Londres que analizó datos de 160.000 mujeres.

Muchos países tienen programas de detección del cáncer de mama que ofrece mamografías a mujeres normalmente de 50 a 70 años cada dos o res años. Sin embargo, actualmente existe incertidumbre sobre si comenzar las pruebas de detección a una edad más temprana, incluso si podría conducir a un sobrediagnóstico de cáncer de mama.

Entre 1990 y 1997, el UK Breast Screening Age Trial asignó al azar a más de 160.000 mujeres del Reino Unido de 39 a 41 años para someterse a una mamografía anual o el examen de mama habitual del NHS que comienza a los 50 años. El resultado primario fue la mortalidad por cánceres de mama diagnosticados antes de primer examen de mama del NHS.

En un nuevo análisis, publicado en 'The Lancet Oncology' que presenta los resultados de seguimiento de 23 años del ensayo, se encontró que el cribado de mujeres de 40 a 49 años condujo a una reducción sustancial y significativa del 25 por ciento en la mortalidad por cáncer de mama en el primeros diez años.

El total de años de vida salvados por cáncer de mama en el grupo de intervención se estimó en 620, lo que corresponde a 11,5 años salvados por cada 1.000 mujeres invitadas a un cribado más temprano.

Los resultados también sugieren, en el peor de los casos, un sobrediagnóstico modesto en este grupo de edad, y que cualquier cáncer sobrediagnosticado se diagnosticaría de otro modo en el cribado del NHS a partir de los 50 años. Por lo tanto, la detección en el grupo de edad de 40 a 49 años no parece sumarse a los casos sobrediagnosticados a partir de la detección a los 50 años o más.

El investigador principal, el profesor Stephen Duffy de la Universidad Queen Mary de Londres, explica que "este es un seguimiento a muy largo plazo de un estudio que confirma que las pruebas de detección en mujeres menores de 50 años pueden salvar vidas. El beneficio se observa principalmente en los primeros diez años, pero la reducción de la mortalidad persiste a largo plazo en aproximadamente una vida salvada por cada mil mujeres examinadas".

"Ahora evaluamos más a fondo y con mejor equipo que en la década de 1990, cuando se realizó la mayor parte de las pruebas de detección en este ensayo, por lo que los beneficios pueden ser mayores de lo que hemos visto en este estudio", añade.

Los investigadores precisan que se necesita más investigación para aclarar si los avances en la tecnología de detección temprana y el tratamiento del cáncer de mama podrían modificar la reducción de la mortalidad relacionada con los exámenes de detección en el grupo de edad de 40 a 49 años.

Para leer más