19 de mayo de 2014

El coste sanitario del dolor es equiparable al del cáncer o al de las enfermedades cardiovasculares

El coste sanitario del dolor es equiparable al del cáncer o al de las enfermedades cardiovasculares
SED

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El 20 por ciento de los españoles sufre algún tipo de dolor, el 6 por ciento de manera intensa, lo que hace que los costes globales de este problema sanitario sean "equiparables" a los del cáncer o a los de las enfermedades cardiovasculares.

Durante la presentación del XI Congreso Nacional de la Sociedad Española del Dolor (SED) que se celebrará en Toledo, la jefa de la Unidad de Dolor del Hospital Universitario La Princesa de Madrid, Concha Pérez, ha recordado que además el 40 por ciento de las incapacidades laborales son consecuencia del dolor.

Esto hace que su abordaje en Europa represente alrededor del 3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) en Europa, lo que supone "más de 33.000 millones de euros al año", ha destacado Pérez.

El carácter multidisciplinar de las Unidades de Dolor (UD) hace posible el diagnóstico diferencial en todo tipo de dolores y el tratamiento superespecializado de pacientes de manejo farmacológico complejo", afirma la también presidenta del Comité Científico del Congreso y vocal de Comunicación de la SED.

Sin embargo lamenta que en los más de 800 hospitales con que cuenta el Sistema Nacional de Salud (SNS) apenas haya 200 unidades de este tipo, y "muchas de ellas infradotadas".

Algunas comunidades autónomas ya tienen incorporado el tratamiento del dolor como prioridad en sus planes de cronicidad, aunque se le debería dar una importancia capital a la formación en su adecuado diagnóstico y tratamiento.

Asimismo, uno de los temas a destacar dentro del programa científico del Congreso será la aplicación de novedosas técnicas intervencionistas en el abordaje del dolor.

Como ha recordado Javier de Andrés, anestesiólogo de la Unidad del Dolor del Complejo Hospitalario de Toledo y presidente del Comité Organizador del Congreso, gracias a la administración de medicamentos en el sistema nervioso central y al empleo de electricidad o ciertos campos electromagnéticos, se puede llegar a modular la información dolorosa que percibe el paciente cuando las técnicas farmacológicas tradicionales han fracasado o generan efectos secundarios no tolerables.

Por otro lado, el experto se ha mostrado satisfecho con el uso adecuado que se hace de los opioides en España a pesar de que "todavía existe cierta infrautilización de los mismos en algunos grupos de población".