26 de enero de 2006

Coordinadores de trasplantes estudian en Canfranc un modelo de calidad para los procesos de donación e implante

CANFRANC (HUESCA), 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Hoy se ha iniciado en Canfranc la VII Reunión Nacional de Invierno de Coordinadores de Trasplantes, uno de cuyos principales temas es avanzar en el "modelo excelente" del proceso de donación y trasplante de tejidos. Se desea establecer la trazabilidad no sólo del origen y destino final de los tejidos utilizados en el trasplante sino la de todos los eventos que pueden surgir en este proceso, informan fuentes del Gobierno de Aragón.

En la inauguración del encuentro, la consejera de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, ha apoyado esta iniciativa y la creación a escala estatal de una Red de Trasplante y Vigilancia "basada en un sistema de información del proceso de donación y trasplante, y la elaboración de una norma legal de este control, cuya aplicación mejorará la seguridad y la calidad del proceso de donación y trasplante".

Luisa María Noeno ha constatado que "se necesita un procedimiento para el seguimiento del complicado proceso que va de la donación hasta el trasplante, en el que intervienen muchas personas, infraestructuras y recursos, y en el que tienen aplicación varios protocolos".

La consejera ha explicado que "la posibilidad de concretar las reacciones adversas o los problemas imputables al trasplante, y su registro, será de mucha ayuda para los profesionales sanitarios, que podrán conocer la incidencia real de estas complicaciones y determinar sus causas, aplicando así las adecuadas medidas de prevención".

Luisa María Noeno ha recordado que Aragón logró el pasado año los mejores resultados de la historia de sus programas de trasplante, "gracias --ha dicho-- a la generosidad de 43 donantes multiorgánicos", lo que permitió efectuar 62 implantes renales, casi un 7 por ciento más que el año anterior.

También se llevaron a cabo 34 trasplantes hepáticos (un 6,25 por ciento que en 2004), y 10 trasplantes cardiacos. Este último programa sigue una tónica general de estabilización en todo el país que, según los expertos, se debe a la disminución de la lista de pacientes a la espera de un nuevo corazón, pues existen tratamientos cardiológicos de alta eficacia que conllevan una menor indicación de estos trasplantes.

Los 106 trasplantes efectuados el pasado año en la comunidad autónoma de Aragón han significado un 5 por ciento más de actividad que en 2004, gracias a un importante descenso de las negativas familiares que fueron del 15 por ciento, en 2005, frente al 21 por ciento de 2004, lo que sitúa a Aragón por debajo de la media nacional que, a su vez, es la menor del mundo.

Si se aplica el parámetro de "los años de vida ganados", los 106 trasplantes de 2005 han representado 1.138 años potenciales más de vida para el conjunto de personas que recibieron esos órganos.