30 de noviembre de 2017

El control de las dislipemias evalúa mejor el riesgo cardiovascular que la medición del colesterol

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El uso de partículas de lipoproteínas para identificar o controlar la evolución de la enfermedad lipídica sirve para evaluar mejor el riesgo cardiovascular que la medición de los niveles de colesterol LDL, ya que de hecho hasta el 50 por ciento de las personas con enfermedad cardiovascular presentan niveles saludables de este tipo de colesterol.

Así lo ha asegurado el doctor Vicente Pallarés, de la Unidad Vigilancia de la Salud de Castellón e investigador principal de un estudio presentado durante el último congreso de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), celebrado en octubre en Granada, que evidenció que sólo un tercio de los pacientes con dislipemia está bien controlado.

Un hallazgo que, según este experto, hace necesario un cambio de paradigma de este factor de riesgo cardiovascular para mejorar el control de la enfermedad y estratificar su riesgo.

Actualmente las guías clínicas ya diferencian entre tamaño y concentración, y de ellas se desprende que en los individuos con niveles de LDL-C y LDL-P discordantes, el riesgo aterosclerótico está mejor correlacionado por LDL-P, que a su juicio debe ser considerado como un objetivo primario de tratamiento debido a su mayor asociación con el riesgo cardiovascular.

En ese sentido, han visto que con el test 'Liposcale', desarrollado por Biosfer Teslab, ante distintos perfiles de pacientes el tratamiento difiere del que se hubiera realizado con un abordaje tradicional.

Además del perfil lipídico, el test facilita el número y el tamaño de las principales partículas de lipoproteína (VLDL, LDL y HDL), categorizando nueve tamaños: grandes, medianas y pequeñas para cada tipo principal. Asimismo, se añade la silueta lipídica para ayudar a visualizar mejor los parámetros y se indican con colores amarillo, verde o rojo los distintos estados para facilitar su interpretación.

"Va a crecer la demanda desde las Unidades de Lípidos por la necesidad que tienen de manejar esta información. Una información que deja a la a electroforesis, que es la técnica utilizada, en desuso", ha reconocido.