Confirman el uso de resonancias magnéticas para revelar cómo el cerebro se comporta ante una compra

Confirman el uso de resonancias magnéticas para revelar cómo el cerebro se comporta ante una compra
8 de octubre de 2018 PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una investigación desarrollada desde la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) refuerza el empleo de técnicas de neuromarketing para esclarecer cómo se toma la decisión de comprar, especialmente cómo reacciona el cerebro ante esta decisión.

El texto defiende el uso de la resonancia magnética funcional (fMRI, por sus siglas en inglés) para identificar el origen neurológico que determina cómo reaccionamos ante diferentes estímulos publicitarios y del entorno 'e-commerce'.

Este trabajo centra la tesis doctoral del investigador español Luis Alberto Casado Aranda, que fue presentada en la Universidad de Granada. Es el primer trabajo de investigación que utiliza esta técnica para identificar el origen neurológico de las actitudes e intenciones del consumidor ante elementos no explorados en los campos de la publicidad y el comercio electrónico.

Casado ha implementado milimétricamente seis estudios empíricos que abordan la utilidad de ciertas técnicas del neuromarketing para entender cómo percibimos un producto si la voz que lo anuncia coincide con el género del público objetivo.

Los resultados revelan que una voz masculina que anuncia una corbata incrementa la llamada "atención endógena". Sin embargo, un bikini presentado por esa misma voz genera "conflicto o error". Además, se ha observado que el cerebro también acepta mejor un mensaje ecológico si lo cuenta un hombre joven.

Por otro lado, según ha revelado la investigación, el uso de la fMRI ha demostrado que Paypal "se concibe como un sistema de pago 'on line' más seguro que las tarjetas de débito". El empleo de esta técnica ha confirmado también que el usuario tiene menos sensación de aversión subconsciente ante el riesgo financiero, frente a riesgos de privacidad y de resultados.

Estudios recientes demuestran que una decisión de compra dura 2,5 segundos de los cuales el 95% se toma en el inconsciente, de manera irracional, basándonos en las emociones. Se trataba de ir más allá de la parte racional del consumidor y centrarse en la emocional para predecir, evaluar y establecer conclusiones sobre su comportamiento.