7 de octubre de 2019

Una combinación de quimioterapia e inmunoterapia es más eficaz que sólo quimioterapia en cáncer de vejiga metastásico

Una combinación de quimioterapia e inmunoterapia es más eficaz que sólo quimioterapia en cáncer de vejiga metastásico
Cáncer de vejigaSCIENTIFIC ANIMATIONS / WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una combinación de quimioterapia e inmunoterapia muestra más eficacia que sólo quimioterapia en cáncer de vejiga metastásico, según ha puesto de manifiesto el ensayo clínico 'IMvigor130', codirigido por el jefe del Servicio de Oncología Médica de MD Anderson Cancer Center Madrid, Enrique Grande.

Los resultados, que acaban de ser presentados en la sesión presidencial del Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO, por sus siglas en inglés), celebrado recientemente en Barcelona, han demostrado que la combinación del agente inmunoterápico atezolizumab con los quimioterápicos gemcitabina/cisplatino o gemcitabina/carboplatino logra una supervivencia libre de progresión (SLP) de 8,2 meses, frente a los 6,3 meses que alcanzan los pacientes en tratamiento solo con quimioterapia. Así, esta combinación logra reducir en un 18 por ciento la probabilidad de progresión del tumor.

"Es la primera vez en 40 años que una combinación de fármacos logra superar en eficacia a la quimioterapia basada en platinos en el tratamiento del cáncer de vejiga metastásico", ha destacado el doctor Grande, quien ha subrayado la "solidez" de unos datos procedentes de un ensayo clínico ya en fase 3, multicéntrico, prospectivo y aleatorizado.

Aunque todavía es pronto para conocer los datos definitivos de supervivencia global, el doctor Grande ha comentado que los resultados parecen mostrar una tendencia positiva, muy prometedora. En concreto, una de estas tendencias positivas que se atisban corresponde al subgrupo de pacientes que sobreexpresan la proteína PDL-1, donde se han observado resultados incluso mejores que en los pacientes a los que solo se les administró inmunoterapia, frente a los que se les administró una combinación de inmunoterapia y quimioterapia.

"Estos datos se traducirían en que en un porcentaje de pacientes, podríamos incluso evitar la quimioterapia", ha dicho el experto. Esta detección de la presencia o no del biomarcador PDL-1 se hace ya de forma obligatoria antes de comenzar cualquier tratamiento con un agente inmunoterápico anti-PDL-1, de acuerdo con la ficha técnica, ya que su presencia es capaz de predecir una respuesta positiva al tratamiento.

El ensayo clínico 'IMvigor130', en el que el 23 por ciento de los pacientes se han reclutado en España, ha sido el pionero en primera línea de tratamiento que ha reclutado tanto a pacientes elegibles para el tratamiento con cisplatino (en el brazo gemcitabina/cisplatino) como a pacientes no elegibles para cisplatino (en el brazo gemcitabina/carboplatino). El tratamiento con inmunoterapia se ha evaluado en ambos brazos de tratamiento con el objetivo de comprobar si esta combinación es o no eficaz en ambos casos.

Contador

Para leer más


Lo más leído