11 de noviembre de 2014

La cirugía con manga gástrica permite eliminar el sobrepeso en el 92% de pacientes

La cirugía con manga gástrica permite eliminar el sobrepeso en el 92% de pacientes
IMEO

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La cirugía con manga gástrica permite eliminar el sobrepeso en el 92 por ciento de pacientes, según ha mostrado un estudio realizado por el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), presentado con motivo de la celebración del Día Mundial de la Obesidad, este miércoles.

Para llevar a cabo la investigación se analizaron durante dos años a 36 hombres y 112 mujeres, entre 25 y 55 años de edad, con obesidad "importante" y que habían sido sometidos a una operación de reducción de estómago con manga gástrica. En concreto, todos empezaron el tratamiento con un elevado peso inicial: 128 kilos de media para los varones y 103 kilos de media para las mujeres.

"Los índices más altos de obesidad entre los representantes del sexo masculino se dieron alrededor de los 30 años de edad, mientras que los casos de obesidad más impactantes entre las representantes del sexo femenino se manifestaban a partir de los 37 años", ha explicado el coordinador del estudio y portavoz de IMEO, Rubén Bravo.

En este sentido, ha informado que al intervenir en una disfunción del fundus gástrico mediante la manga gástrica, se elimina la mayor fuente de producción de grelina, la hormona responsable de la sensación de hambre, lo que permite que el paciente se sacie comiendo el 25 por ciento de lo que comía antes.

De hecho, prosigue, con este tratamiento se suele perder la mayor parte del sobrepeso durante los primeros seis meses, a un ritmo estable donde la media pérdida de peso es de 7 kilos al mes, disminuyendo la cifra con 1,5 kilos en cada siguiente semestre. Una vez logrado el objetivo, se continúa con dieta equilibrada y plan de entrenamiento para mantener el peso y establecer un nuevo modo de vida saludable.

RIESGO DE ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR, HIPERTENSIÓN Y DIABETES TIPO II

Por otra parte, el estudio también ha evaluado el riesgo de enfermedad cardiovascular, hipertensión y diabetes tipo II, medidos a través del factor de grasa visceral que nos marca un índice de intervalos desde 0 a 40, siendo a partir del factor 11 cuando comienza a dispararse el riesgo para el corazón y los peligros del síndrome metabólico.

El factor medio de grasa visceral inicial en los hombres antes de someterse al tratamiento de manga gástrica era de 24,9. y en las mujeres, de 12,1. Pasados los dos años de tratamiento este factor de riesgo se estabilizó en cuotas saludables, obteniendo unas medias de 7,6 en hombres y de 3,2 en mujeres , es decir, la efectividad del organismo para utilizar la grasa como fuente de energía.

Así, y a pesar de que los índices iniciales eran realmente bajos, de 1,8 de media en el caso de las mujeres y 2,1 de media en el caso de los hombres, correspondiendo a metabolismo lento e inefectivo, finalizado el tratamiento, los parámetros mejoraron considerablemente, pasando a 7,1 de media en el caso de las mujeres, y a 7,7 de media en el caso de los hombres, alcanzando unos niveles equilibrados.

"Para conseguir un cambio profundo en los hábitos del paciente con obesidad severa, en el IMEO aunamos, además de la gran ayuda de la manga gástrica, los esfuerzos de un amplio equipo de especialistas, entre ellos nutricionistas, endocrinos, psicólogos, fisioterapeutas, preparadores físicos y entrenadores profesionales, esteticistas, médicos internistas, cirujanos bariátricos y plásticos", ha apostillado la directora técnica y asistencial del IMEO, Carmen Arribas.

Ahora bien, además de favorecer la pérdida de peso, disminuir la diabetes y mejorar la hipertensión, la manga gástrica produce una serie de efectos endocrinos beneficios para la salud ya que, por ejemplo, regula el metabolismo de la glucosa, la secreción de insulina y la función del páncreas; aumenta la secreción de la hormona de crecimiento y ralentiza el vaciado gástrico; y reduce tanto el apetito, como la sensación de hambre y es un gran avance en la lucha contra la obesidad severa.

Los estudios de seguimiento se han realizado a través de ElectroImpedancia TANITA Medical Multifrecuencial, evaluando en cada paciente metabolismo basal, composición corporal total y segmental, índice de grasa visceral, tasa metabólica, equilibrio del agua y distribución corporal.