8 de marzo de 2019

La cirugía de descompresión de los nervios de las piernas reduce en un 88% el dolor en la neuropatía diabética

La cirugía de descompresión de los nervios de las piernas reduce en un 88% el dolor en la neuropatía diabética
DOCOR COMUNICACION

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La cirugía de descompresión de los nervios de extremidades inferiores en pacientes con neuropatía diabética ha demostrado que reduce el dolor un 88 por ciento y mejora la sensibilidad un 79 por ciento, según han asegurado diversos expertos durante el encuentro 'Neuropatía diabética en extremidad inferior', organizado por la 'Gaceta Médica' de Bilbao.

"Existen estudios, con más de cuatro años de seguimiento en los que se ha constatado que la realización de este tipo de cirugía, en pacientes diabéticos con neuropatía (afectación de los nervios) en las extremidades inferiores y sin historial previo de ulceración ha reducido la aparición de úlceras y la realización de amputaciones derivadas por el pie diabético a menos de un uno por ciento", ha explicado el presidente de la sección de Cirugía Plástica de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, Francisco Javier García Bernal.

Esta cirugía, prosigue el experto, proporciona un "gran beneficio" a este tipo de pacientes con una intervención que se realiza de manera ambulatoria, de modo que la persona se puede volver a su casa por su propio pie. Y es que, la neuropatía diabética de los miembros inferiores aparece a causa del engrosamiento de los nervios, que quedan atrapados en ciertas localizaciones, provocando sensación de hormigueo, adormecimiento de los miembros inferiores, falta de sensibilidad, incomodidad y dolor.

"Por ello, la descompresión se realiza liberando los nervios peroneo común y peroneo profundo y el nervio tibial posterior en los canales aductor y tarsiano, provocando una mejora de los síntomas descritos anteriormente en un plazo breve de tiempo", ha dicho el experto.

Ahora bien, ha avisado de que esto no solo se traduce en una mejora de la calidad de vida del paciente, que puede verse libre del dolor de nuevo y puede, por ejemplo y como pasa en muchos casos, volver a dormir con normalidad, sino que comporta una mejora relevante en el pronóstico del paciente, reduciendo de manera drástica la probabilidad de sufrir una úlcera en el pie y, derivada de la anterior, una amputación. De hecho, el 70 por ciento de las amputaciones que se realizan en España corresponden al cuadro de pie diabético.

Contador

Lo más leído