4 de agosto de 2016

En "cinco o diez años" habrá terapias para frenar la artrosis

España está cumpliendo un papel "absolutamente protagonista" en el 'Proyecto Proteoma Humano' según el director del CIMA

En "cinco o diez años" habrá terapias para frenar la artrosis
GETTY

SANTANDER, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El director de la Plataforma de Proteómica del Instituto de Investigación Biomédica (Inibic) y reumatólogo, Francisco Blanco, cree que en "cinco o diez años" habrá terapias que permitan frenar la artrosis o desgaste de las articulaciones, ya que actualmente hay estudios de moléculas en fase 3 "con buenos resultados".

Así, Blanco ha indicado que en un par de años habrá y se emplearán kits de diagnóstico "de forma rutinaria" y que en la actualidad, después de una década de estudios proteómicos --conocimiento de las proteínas--, hay un "panel reducido" de tres a seis proteínas o biomarcadores que permiten realizar un diagnóstico precoz en los pacientes de artrosis.

En este sentido ha apuntado que los científicos y especialistas en enfermedades reumatoides esperan que estos avances ayuden a encontrar fármacos que posibiliten frenar la enfermedad porque, tal y como ha añadido, "el problema era que llegábamos demasiado tarde", cuando se ha desgastado "un 30 por ciento" de la articulación.

De hecho, ha lamentado que los tratamientos actuales "claramente no funcionan". Así lo ha dicho en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con motivo del seminario 'Plataformas tecnológicas y 'Big Data' aplicados a la medicina de precisión'.

Del mismo modo, ha señalado que los biomarcadores del panel tienen un "96 ó 97 por ciento de sensibilidad" y por eso, en su opinión, permiten que haya una "alta probabilidad" de conseguir un diagnóstico y el desarrollo de herramientas terapéuticas "más eficaces" que las que se tienen hoy en día.

A este respecto, ha incidido en que los médicos serán "más eficaces" cuanto "más temprana" sea la fase de diagnóstico a la hora de llevar a cabo el tratamiento correspondiente, que por ahora es "puramente sintomático". Asimismo, ha concretado que en España hay en la actualidad unos 7 millones de pacientes de artrosis y que la previsión es que en Europa la cifra alcance los 70 millones de afectados en los próximos diez años.

Igualmente, ha pronosticado que el número de pacientes de artrosis --dolencia a la que se destina un 1,5 por ciento del PIB, ha precisado-- "va a seguir creciendo" porque "la población envejece más" y como consecuencia de la práctica deportiva "desde edades más tempranas".

"EL CIEN POR CIEN DE DEPORTISTAS PROFESIONALES DESARROLLA ARTROSIS"

Blanco, además de concretar que en la actualidad han desarrollado seis biomarcadores que "predicen" la respuesta de los pacientes reumáticos a los antiinflamatorios, también ha hecho hincapié en la necesidad de que "convencer" a la población para que tome medidas educacionales "que hoy sabemos que funcionan" con el fin de evitar la artrosis.

En concreto, se ha referido a la pérdida de peso y a "dejar de hacer deporte, no ejercicio, de forma profesional e intensa" porque este tipo de actividad física "es malo para las articulaciones". "Se sabe que el cien por cien de los deportistas profesionales desarrolla artrosis", ha añadido, en referencia, por ejemplo, a futbolistas y jugadores de baloncesto.

Así, Blanco ha asegurado que con "tratamientos certeros, hay mucha gente que se conciencia y deriva su actividad física" a deportes que "no perjudican" a las articulaciones, como es el caso del ciclismo o la natación.

ES "IMPENSABLE" EL AVANCE "INDIVIDUALIZADO"

En la rueda de prensa también han intervenido el director de la Plataforma de Proteómica y Bioinformática del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA), Fernando Corrales, y la directora del Centro de Genómica y Proteómica de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Concha Gil, que son codirectores del encuentro de la UIMP.

Gil ha destacado que los proyectos bioméicos requieren "plataformas muy costosas" y generan "una gran cantidad de datos" gracias a una serie de muestras biológicas, como las que incluyen los biobancos, que, en su opinión, "van a llevar a una mejor comprensión" de las enfermedades para "mejorar la calidad de vida" de los pacientes.

Por su parte, Corrales ha hecho hincapié en que en la actualidad se está produciendo un cambio "tremendamente significativo" en la forma de entender el propio organismo, pero no se puede explicar "con todo detalle los genotipos ni las enfermedades" porque el proteoma o conjunto de proteínas "es desconocido, no se puede detectar y es un reto".

Corrales, que ha establecido un paralelismo entre los estudios proteómicos y los de la secuenciación del genoma humano, ha concretado que en la actualidad es "impensable" que se pueda avanzar de manera individualizada, por lo que ha remarcado la importancia de que haya consorcios científicos.

Además, ha apuntado que este tipo de investigaciones está "en las primeras etapas", en las que los científicos y los consorcios mundiales están intentando generar "una tecnología capaz de abarcar su complejidad" y el conocimiento para llegar a la medicina personaliza.

Además de asegurar que España está cumpliendo un papel "absolutamente protagonista" en el 'Proyecto Proteoma Humano', ha asegurado que la ciencia se enfrenta a retos como desarrollar nuevas aplicaciones clínicas para enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas, infecciosas o el cáncer.

Para ello, tal y como ha añadido, son necesarias "tecnologías muy sofisticadas" que permitan en primer lugar, generar conocimiento para, en una fase posterior, centrarse en las herramientas que favorezcan un "mejor cuidado" de los pacientes. "Nos sentimos capaces de abordar grandes retos", ha apostillado Corrales. Finalmente, ha indicado que hay "muchas" proteínas candidatas a ser biomarcadores, como las transaminasas, pero que "falta" la fase de validación en su aplicación clínica.

Para leer más