6 de junio de 2019

El CGE reclama que el futuro del sistema sanitario se centre en el envejecimiento y en las enfermedades crónicas.

El CGE reclama que el futuro del sistema sanitario se centre en el envejecimiento y en las enfermedades crónicas.
CONSEJO GENERAL DE ENFERMERÍA - ARCHIVO

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España alerta del impacto del envejecimiento alertaba hace unos días del impacto del envejecimiento en la economía, ante esta situación el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, ha demando que el futuro del sistema sanitario se centre en el envejecimiento y en las enfermedades crónicas.

"Gracias a los avances clínicos y tecnológicos, en los últimos años muchas enfermedades que hasta ahora eran mortales, han pasado a ser crónicas. Estos pacientes se están multiplicando cada año y ante esta situación sólo cabe apostar por el cuidado y por la educación de estos pacientes en la autogestión de su patología. Tenemos que volcarnos en los crónicos, enseñarles cómo cuidar de sí mismos y evitar complicaciones, y ahí no cabe ninguna duda que la asistencia recae de forma fundamental en la profesión enfermera", ha señalado.

Un protagonismo que debe pasar por la apuesta decidida por las especialidades enfermeras, en especial por la Enfermería Geriátrica y la Enfermería Familiar y Comunitaria. "Si queremos tener un sistema sanitario que dé respuesta a las necesidades de salud de la población no hay otro camino que pasar de una sanidad actual centrada en el curar a otra donde el verdadero peso se centre en cuidar, donde la enfermería adquiera el protagonismo que merece", ha reiterado.

En su opinión, "la estrategia sanitaria no debe centrarse en darle más años a la vida sino en dar más y mejor vida a los años". Y esto pasa por la mejor atención sanitaria. Sin embargo, España adolece de una evidente falta de enfermeras, con 532 profesionales por cada 100.000 habitantes, un valor que está muy lejos de la media europea que asciende a 852, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así, España necesitaría 125.000 enfermeras para poder prestar la asistencia en igualdad de condiciones que los países de la Unión Europea con economías similares. A su juicio la falta de enfermeras "constituye una seria amenaza para el sistema sanitario y la atención de la población española en un escenario muy próximo". Además, continua, "está demostrado, por numerosos estudios internacionales, que la falta de enfermeras generalistas y especialistas se traduce en una mayor mortalidad y morbilidad en los pacientes. Es inaceptable que en algunos parámetros estemos tan alejados de los países de nuestro entorno. Hay que actuar ya".

En este sentido, destaca las estimaciones del Banco de España, que señalan que "a mediados de este siglo, el gasto sanitario podría aumentar hasta el 6,4% y, en servicios de larga duración, hasta el 2,2% del PIB", por lo que, a su juicio, "además de asegurar una adecuada financiación para el aumento del gasto esperado, es imprescindible identificar y desarrollar buenas prácticas en la gestión hospitalaria y ambulatoria".