Un centro pone en marcha un tratamiento de estimulación magnética transcraneal para superar la adicción a la cocaína

Un centro pone en marcha un tratamiento de estimulación magnética transcraneal para superar la adicción a la cocaína
15 de octubre de 2018 PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El centro Newline, especializado en el tratamiento de las adicciones, ha puesto en marcha un tratamiento basado en la estimulación magnética transcraneal repetitiva para superar la adicción a la cocaína.

Impulsado por el director científico de Newline, el doctor Antoni Gual y el especialista en psiquiatría y toxicomanías, el doctor Juan Ramon Sambola, el tratamiento actúa directamente en la parte más biológica de la adicción, es decir, en el deseo de consumir, también denominado 'craving'. Se usa desde hace décadas para tratar ciertas enfermedades cerebrales y es "directa, no invasiva, indolora y segura", han especificado desde Newline.

La cocaína altera el funcionamiento de la corteza frontal del cerebro y sobreestimula los circuitos de recompensa, un conjunto de mecanismos del cerebro que provocan placer y satisfacción. La técnica reduce el exceso de estimulacíon de los circuitos de recompensa y activa las neuronas de las áreas que controlan el deseo de consumir, por lo que éste se reduce.

Al desarrollarse de esta manera, el tratamiento puede ser ambulatorio y se diferencia de la rehabilitación convencional, que requiere el ingreso del paciente en un centro de forma continuada para evitar que consuma.

La estimulación magnética transcraneal repetitiva consta de una etapa inicial intensiva de una semana de duración con sesiones diarias. En función de la respuesta del paciente, se realiza un seguimiento personalizado en el que se reduce progresivamente el número de visitas.

Esta metodología altera al mínimo la vida personal y profesional del paciente, han especificado desde Newline, ya que no es ingresado en ningún centro y puede seguir con su actividad diaria, fundamental para superar completamente la adicción. El último informe del Proyecto Hombre apunta que el perfil de adicto en España suele ser un hombre de mediana edad, con trabajo a tiempo completo y familia.

Por otro lado, y contrariamente a los tratamientos convencionales, basados en convencer al paciente de que siga normas estrictas, la perspectiva motivacional asume que cada paciente tiene una situación personal particular y debe tratarse de forma individual y personalizada para empoderarle y que sea él mismo quien se convierta en protagonista de su recuperación.

El consumo de cocaína ha crecido en Europa, según revela el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías en su último informe anual. Se trata de la droga estimulante ilegal más consumida en Europa y se estima que 17 millones de adultos europeos de entre 15 y 64 años, el 5,1 por ciento de este grupo de edad, han consumido cocaína en algún momento de su vida. España se sitúa en cuarta posición en consumo de cocaína entre jóvenes de 15 a 34 años, aunque la prevalencia de la sustancia ha disminuido en los últimos diez años.

En España, el informe del Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones de 2017, informa de que el 8,9 por ciento de la población de 15 a 64 años ha consumido cocaína en polvo alguna vez; el 1,9 por ciento en el último año y el 0,9 por ciento en los últimos 30 días.

El informe también destaca que en 2015 la cocaína fue la droga que causó un mayor número de admisiones a tratamiento, concretamente un 36,6 por ciento del total, seguida del cannabis, con un 33,1 por ciento, y de los opioides, con un 25,7 por ciento.