2 de julio de 2015

El IDC Centre Cardiovascular Sant Jordi implanta cinco válvulas aórticas con éxito

   MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El IDCsalud Centre Cardiovascular Sant Jordi de la Clínica del Pilar de Barcelona ha logrado implantar satisfactoriamente cinco válvulas aórticas trascatéter (TAVI) en cinco pacientes entre los 74 y los 85 años.

   Las TAVI consisten en una protésis valvular aórtica que se implanta por vía percutánea a través de un catéter y que, según el jefe del Departamento de Hemodinámica y del Servicio de Cardiología del Centre Cardiovascular Sant Jordi, el doctor Julio Carballo, "están indicadas como tratamiento en aquellos pacientes con estenosis valvular aórtica grave y sintomática que se consideren inoperables, o bien como alternativa a la cirugía convencional de reemplazo valvular aórtico en enfermos que sean considerados de alto riesgo quirúrgico".

   Estos implantes se han llevado a cabo en cinco pacientes que sufrían comorbilidades como enfermedades respiratorias crónicas y deterioro de la función renal, lo que incrementa el riesgo de una cirugía cardíaca convencional de reemplazo valvular. Carballo ha explicado que "se está evaluando en la actualidad la posibilidad de que también esta técnica sea una alternativa razonable para personas con un riesgo quirúrgico estándar, teniendo en cuenta que afecta en la mayoría de los casos a individuos de la tercera edad".

   La estenosis aórtica consiste en un estrechamiento de la válvula aórtica que limita el caudal de sangre que fluye del ventrículo izquierdo a la vena aorta. Esta patología se va agravando con el paso de los años y tiene síntomas como el ahogo o disnea, el dolor torácico o angina de pecho y la pérdida de conocimiento o síncope.

    Las válvulas implantadas son dos LOTUS, de Boston Scientifics, y tres Sapiens 3, de Edwards Lifesciences. Estas últimas son las que más se han implantado en todo el mundo. El doctor Carballo ha señalado que esta válvula "es implantada en el anillo aórtico mediante la manipulación de dos ruedas ubicadas en su catéter balón portador, y el cardiólogo intervencionista puede avanzar o retroceder la válvula milimétricamente para expandirla en la posición más adecuada del anillo aórtico".