16 de diciembre de 2014

CCOO critica que el SERIS "vuelve a cerrar la 4º planta del Hospital San Pedro, tras doce días abierta"

LOGROÑO, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Comisiones Obreras de La Rioja ha criticado este martes que el Servicio Riojano de Salud (SERIS) "vuelve a cerrar la 4º planta del Hospital San Pedro, tras doce días abierta".

Como indica la central en un comunicado, "tras un fin de semana con el servicio de Urgencias del Hospital San Pedro saturada, camas dobladas e intervenciones aplazadas por falta de camas, la Gerencia del SERIS se vio obligada reabrir la 4ª Planta del hospital de referencia de nuestra comunidad".

Añade que "la apertura de dicha planta -evidentemente necesaria- se produjo ya en el turno de noche del lunes día 1 de diciembre y fue presenciada y denunciada por delegadas de FSS-CCOO".

Recuerda CCOO que "la Planta 4ª del Hospital permanecía cerrada desde el pasado mes de marzo". Para FSS-CCOO, "es evidente que se trataba de un cierre que perseguía menoscabar el servicio sanitario público para, así, construir artificiales justificaciones sobre las cuales sustentar transferencias presupuestarias canalizadas mediante concesiones o contratos de prestación de servicios con ciertas empresas privadas, cuyo lucro es causa directa del empobrecimiento profesional y la merma del servicio sanitario público y de calidad".

"La política del consejero de Salud y de la gerente del SERIS es, desde luego, congruente con los que son sus propios y verdaderos intereses: cierran en el Hospital San Pedro camas que son necesarias, desmantelan el Hospital de La Rioja manteniendo sus servicios bajo mínimos, recortan plantilla, niegan la convocatoria de las plazas estructurales ya existentes, mantienen las plazas vacantes sin cubrir, dejan sin firmar contratos temporales que son imprescindibles e incrementan la carga de trabajo hasta niveles insoportables", afirman desde el sindicato.

Por ello, exigen "porque la necesidad sanitaria así lo hace, el mantenimiento de la 4ª Planta del Hospital San Pedro en pleno funcionamiento, su cierre carece absolutamente de justificación desde un punto de vista de gestión profesional de los recursos disponibles, y las causas espúreas antes indicadas son las que están realmente detrás de este nuevo cierre".

Considera que "la mejor prueba de la gestión "pendular" y caprichosa de la actual Gerencia del SERIS, de su absoluta imprevisión y su evidente falta de criterio racional, son estas apresuradas reaperturas forzadas por la necesidad urgente y los consecuentes y nuevos cierres de improviso".

Ello, dicen, "genera un enorme descontrol en la organización de los servicios hospitalarios, aunque ello, lamentablemente, no es algo que ocupe ni preocupe lo más mínimo a los actuales gestores de la sanidad pública riojana cuyos verdaderos intereses radican en otros lugares".