9 de enero de 2012

El PSC responde a CiU que estudió la implantación del euro por receta en "otro contexto"

El PSC responde a CiU que estudió la implantación del euro por receta en "otro contexto"
EUROPA PRESS

BARCELONA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Sanidad del PSC en el Parlament, Josep Maria Sabaté, ha contestado este sábado a CiU que sí estudiaron la implantación del euro por receta cuando estaban en el Govern, pero que fue en "otro contexto".

En declaraciones a Europa Press, ha indicado que el Servei Català de la Salut, del que era director, estudió en 2009 varias medidas para el sector farmacéutico, "entre las que el euro por receta solo era una más".

Ha justificado que fueron estudios que se hicieron "en otro contexto, antes de que el Gobierno socialista de Madrid redujera el gasto farmacéutico de 1.600 a 1.000 millones, por rebajas en los precios y cambios en la facturación".

Sabaté ha subrayado que el PSC se opone a la propuesta porque la considera "una improvisación para solucionar el problema", y ha criticado que el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, la presentara como universal, y el de Sanidad, Boi Ruiz, dijera que habría excepciones.

Ha contestado así al portavoz de CiU en el Parlament, Jordi Turull, quien ha acusado al PSC de falta de coraje por no aplicar la iniciativa cuando la tenía "estudiada y prevista".

Para Sabaté, las palabras de Turull "son mentiras que solo dificultan llegar a acuerdos" entre CiU y los socialistas, por lo que le ha pedido serenidad en sus declaraciones.

El portavoz del PSC en el Parlament, Jaume Collboni, también ha cargado, a través de su perfil en Twitter, contra las palabras de Turull.

"¿Dónde queda la promesa electoral de Artur Mas de no aplicarlo [el euro por receta]? Coraje es mantener los impuestos a los poderosos, no hacer pagar por la salud a los más débiles", ha espetado.

BOI RUIZ NEGÓ EL COPAGO

El conseller Boi Ruiz señaló que la tasa por receta farmacéutica que el Govern estudia aplicar no será universal, sino que irá de 5 céntimos a un euro, y que en ningún caso supondrá "una barrera económica para quien no pueda hacerse cargo de este coste".

Insistió en que no responde "a un modo de copago", sino que pretende promover un efecto disuasorio, además de aportar recursos a la administración.

El conseller garantizó que el paciente no pagará "más de un euro" por receta y añadió que con el ticket moderador se podrán recaudar entre unos 60 y 70 millones de euros.