30 de mayo de 2011

La Generalitat examinará periódicamente a los centros sanitarios para autorizar su funcionamiento

La Generalitat examinará periódicamente a los centros sanitarios para autorizar su funcionamiento
EUROPA PRESS

BARCELONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), dependiente de la Conselleria de Salud de la Generalitat, renovará periódicamente la autorización a los centros sanitarios que prestan servicios al sistema público de salud con el objetivo de garantizar la calidad del mismo.

Así lo prevé el Anteproyecto de presupuesto del CatSalut por Regiones Sanitarias de 2011, consultado por Europa Press, en la línea del anuncio efectuado por el conseller de Salud, Boi Ruiz, que señalaba esta semana que la aseguradora sanitaria catalana contratará servicios a los centros sanitarios en función de sus resultados médicos, y no de su volumen de actividad como hasta ahora.

Una de las principales líneas estratégicas del Plan de Govern 2011-2014 pasa por potenciar un modelo asistencial de calidad y seguridad de los pacientes, y en esta línea se encuentra la introducción de "elementos innovadores" como la renovación periódica de la autorización y la simplificación de su procedimiento por vía telemática y fomentando las declaraciones de responsables del centro y no la aportación de documentos.

Otra de las novedades es la promoción de la marca Q Calidad en la Salud, que permite tanto el reconocimiento a la globalidad de los resultados, como aspectos específicos estratégicos que se consideran prioritarios.

Entre estos elementos se encuentran la globalidad --sobre indicadores--, la seguridad --sobre estándares relacionados--, eficiencia y ética, entre otros.

Según el anuncio de Ruiz, el CatSalut cambiará su forma de contratar los servicios sanitarios para priorizar los resultados médicos de cada centro sanitario por encima de su volumen de actividad.

Esta reforma supondrá que la relación entre CatSalut y sus proveedores dejará de ser un acto mercantil, para empezar a pagar por los resultados de salud de cada centro y no por el nivel de actividad.

De esta forma, la magnitud de cada centro hospitalario no se medirá en función de los metros cuadrados o del número de camas y quirófanos, sino en su capacidad para resolver los problemas de salud de las personas que atienda.

Para ello, la Conselleria de Salud adaptará sus organismos a esta nueva forma contractual, y será la Agència d'Informació Avaluació i Qualitat en Salut quien se encargue de evaluar la eficiencia y calidad de los servicios sanitarios.