1 de octubre de 2012

Un centenar de personas protestan por el cierre de plazas de la guardería de Vall d'Hebron

Un centenar de personas protestan por el cierre de plazas de la guardería de Vall d'Hebron
HOSPITAL VALL D'HEBRON

BARCELONA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un centenar de personas, entre familias, educadores y trabajadores del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona se han concentrado este lunes ante la sede de la Conselleria de Salud de la Generalitat de Cataluña para protestar por el cierre de las listas de nueva admisión de la guardería del centro hospitalario.

La guardería, que acoge a los hijos de los empleados entre los 4 mesos y los tres años, a partir de este curso no admite nuevas matriculaciones, algo que anunció el hospital en julio, cuando las listas de preinscripción a guarderías municipales ya estaban cerradas.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de las familias, Joan Gall, ha explicado que los padres ahora sólo tienen la oportunidad de llevar a sus hijos a la privada o bien dejarlos con los abuelos, pese a estar dispuestos a incrementar el copago de las cuotas de la guardería.

Están afectados por esta situación 35 alumnos que tenían una plaza reservada para empezar las clases este lunes, y a los que Vall d'Hebron ha dejado ahora sin plaza, según el portavoz.

Contra esta decisión, trabajadores, padres y madres y educadores de la guardería --que han sido reubicados en el hospital-- han mostrado su rechazo a la medida, cuya única propuesa de resolución es la creación de una cooperativa, ha asegurado Gall.

El portavoz ha remarcado que las familias están dispuestas a negociar aumentos de las cuotas, ya que los profesionales sociosanitarios son un colectivo con necesidades especiales que esta guardería logra cubrir, al abrir de 8 a 20 horas de lunes a sábado, algo no muy común entre las guarderías ordinarias.

En un comunicado, el Hospital ha explicado que hasta noviembre de 2011 era un servicio completamente gratuito para las familias, que actualmente pagan 5 euros por comida y pañales.

Pese a esto, el hospital ha asegurado que la aportación de las familias no llega a cubrir el coste real de la plaza, que asciende a 982 euros mensuales, un importe "muy superior" al de cualquier guardería pública o privada.

EVITAR EL AGRAVIO COMPARATIVO

El hospital ha recordado que en virtud de los últimos presupuestos de la Generalitat, no se otorgan a los empleados públicos ayudas en concepto del Fondo de acción social, ni otros similares con la misma finalidad, concepto al que responde la guardería del centro, argumenta el hospital.

"Para cumplir la normativa, el hospital decidió no abrir nuevas inscripciones para el curso 2012-2013, evitando así un agravio comparativo con todos los trabajadores de la administración pública que no tienen acceso al Fondo de acción social.

Con esto, la dirección del centro ha acordado que los niños que actualmente asisten a la guardería puedan acabar su estancia, por lo que las aulas siguen desarrollando su actividad con estos alumnos.