17 de mayo de 2012

Boi Ruiz asegura que el tercer recorte no afectará a las operaciones ni a los sanitarios

Boi Ruiz asegura que el tercer recorte no afectará a las operaciones ni a los sanitarios
EUROPA PRESS

BARCELONA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha garantizado este jueves que el tercer tijeretazo anunciado por el presidente Artur Mas no afectará a los salarios del personal sanitario ni a las plantillas y tampoco aumentará las listas de espera ni el tiempo de demora.

En el marco de la presentación del foro MIHealth que se celebrará en el Palacio de Congresos de Fira de Barcelona, Ruiz ha remarcado que la tercera ola de ajustes afectará a los ingresos, lo que permitirá respetar el núcleo del sistema sanitario, ya afectado por el recorte de 1.000 millones de euros el pasado año.

"Ya no se puede recortar más en sanidad en Catalunya y no estamos dispuestos a dejar a la gente sin atención", ha remarcado el titular de Salud, quien ha reconocido que sí que se recortarán partidas de algunas inversiones y de entidades sociales, sobre las que priorizarán las que prestan asistencia sanitaria.

También habrá una afectación mínima para subvenciones de investigación, ha señalado Ruiz, pero el sistema no se verá afectado en lo nuclear, ha insistido.

De hecho, el año pasado Catalunya recortó un 16,6% las subvenciones a asociaciones de pacientes y a programas de salud pública --entro ellos sida y drogas--, desde los 9,24 millones de euros que destinó en 2010 hasta los 7,70 millones de 2011, como publicó el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) en abril.

En cuanto a la atención a los inmigrantes, ha reiterado que los extranjeros en situación irregular "tendrán médico de cabecera en Catalunya y podrán ser detectados de enfermedades como la tuberculosis", y se garantizará la atención sanitaria de menores y partos.

A raíz del real decreto estatal que niega la tarjeta sanitaria a inmigrantes 'sin papeles', Ruiz ha señalado que la actitud de Catalunya no es la de "ampliar la atención al inmigrante", sino de proteger la atención básica de estas personas.

Igualmente, Salud estudiará qué protocolo seguir en el caso de detectar un inmigrante con enfermedad grave y en situación irregular, "tras las picarescas registradas en la obtención de tarjetas sanitarias", ha añadido.

Ahora el departamento deberá analizar cómo regular la atención básica y en favor de la salud pública de los extranjeros en situación irregular.