27 de mayo de 2015

Cardiólogos analizarán en Madrid los últimos avances en terapia celular y medicina regenerativa cardiovascular

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Gregorio Marañón de Madrid acoge esta semana la duodécima edición del simposium internacional sobre tratamiento con células madre e innovación cardiovascular, en el que se abordarán los últimos avances en terapia celular en este ámbito como la recelularización de corazones humanos o la aplicación de parches de células embrionarias cardiacas.

Un equipo dirigido por Francisco Fernández-Avilés, jefe del Servicio de Cardiología del hospital madrileño, descelularizó hace cinco años un total de 39 corazones para dejar sólo su estructura matricial o "esqueleto básico del corazón" y aplicarles células madre para volver a recelularizarlos y desarrollar corazones nuevos totalmente sanos.

La investigación ha permitido además analizar múltiples parámetros de todo el proceso (fisiológicos, anatómicos, funcionales, histológicos, etcétera) que explican la viabilidad de la técnica y sus aplicaciones futuras en la práctica clínica diaria.

Además, en el encuentro también se analizará la aplicación en humanos de parches de células madre embrionarias para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca severa, gracias al profesor Philippe Menasché, que lleva 20 años estudiando la aplicación de terapia celular en insuficiencia cardiaca.

En el año 2000 su equipo probó la implantación de células madre de músculo esquelético en áreas necróticas del corazón que, si bien no demostró un beneficio significativo en la función contráctil, permitió descubrir la importancia de que las células trasplantadas tenían que ser lo más similares posibles a las del tejido a reparar para que resultaran plenamente eficaces.

Esto impulsó a Menasché a abrir la línea de investigación con las células madre embrionarias pluripotentes que le ha llevado hasta poder aplicar ahora en la zona del infarto un parche que incorpora las células suspendidas en un gel de fibrina.

El parche queda anclado al corazón por suturas y evita las limitaciones que implicaba la administración de células mediante múltiples inyecciones según había comprobado el propio Menasché años atrás. Este tipo de intervención está indicado en casos de insuficiencia cardiaca severa que no responden a los tratamientos farmacológicos convencionales, pero sin llegar a la necesidad de un reemplazo completo del corazón.

Por otro lado, también se analizarán las últimas novedades del corazón artificial con tecnología de satélites, compuesto por tejidos biológicos y 900 componentes equivalentes a los utilizados en la tecnología de los satélites pero 100 veces más pequeños.