11 de febrero de 2011

Cantabria.- AMPL.- El Programa de detección del cáncer de mama diagnosticó 171 tumores en la última vuelta

La octava vuelta citará a más de 75.000 cántabras de entre 50 y 69 años a lo largo de 2011 y 2012

SANTANDER, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Programa de detección precoz del cáncer de mama en Cantabria permitió diagnosticar en su séptima vuelta un total de 171 cánceres, muchos de ellos en fases iniciales, lo que garantizará la supervivencia de alrededor del 90% de las afectadas.

En total, la Consejería de Sanidad invitó a más de 72.000 cántabras de entre 50 y 69 años a participar en la séptima vuelta del programa (2009-2010) y, de ellas, unas 50.700 acudieron a realizarse la mamografía. De esta forma, el índice de participación superó por primera vez el 70 por ciento, el nivel recomendado en las guías europeas.

No obstante, Sanidad sigue apostando por seguir aumentando los niveles de participación en la octava vuelta del programa (2011-2012), en la que se invitará a más de 75.000 mujeres de la región.

El consejero de Sanidad, Luis Truan, acompañado del director general de Salud Pública, Santiago Rodríguez, ha informado este viernes en rueda de prensa del inicio de esa octava vuelta y ha hecho balance de la anterior.

Los objetivos que se fijan para la octava vuelta pasan, no sólo por aumentar la participación, sino también por mejorar los tiempos de respuesta y la información a las participantes sobre las ventajas e inconvenientes del programa.

En este sentido, se pretende fomentar un uso adecuado de este tipo de pruebas, ya que hay un porcentaje importante de mujeres sin factores de riesgo que se someten a un excesivo número de mamografías.

Lo recomendado en los programas de cribado es una mamografía cada dos años, pero hay mujeres que se las realizan anualmente al margen del programa de cribado. Según han recalcado Truan y Rodríguez, no hay evidencia científica de que la mamografía anual aumente la detección y, en cambio, eleva la exposición a la radiación.

En cuanto a la franja de edad incluida en el programa, Truan ha reiterado que se fija también en función de la evidencia científica y, por eso, de momento no se prevé reducir la edad de inicio.

Tras dejar claro que las mujeres con factores de riesgo (por antecedentes familiares o de otro tipo) tienen un seguimiento diferente, el consejero ha explicado que para el resto, si cambiaran las recomendaciones científicas, también se cambiaría la franja de cobertura del programa de detección precoz.

BALANCE DE LA SÉPTIMA VUELTA

En la séptima vuelta del Programa de detección precoz del cáncer de mama en Cantabria participaron 50.703 mujeres, 5.500 más que en la vuelta anterior, lo que supone más del 70% de las mujeres que fueron citadas.

El aumento de la participación fue general en todas las áreas de salud. La más alta se alcanzó en el área de salud de Reinosa, con un 79%, frente al área de salud de Santander que se mantiene en cifras más bajas (68%).

De las 50.703 mujeres que acudieron a esta séptima vuelta, el 82% había participado en vueltas anteriores, un dato que, en opinión de Truan, pone de manifiesto la satisfacción y la confianza que las mujeres depositan en este programa, en el que también se ha tratado de mejorar el confort de las usuarios, entre otras cosas, impulsando y mejorando las unidades fijas. Así, en esta última vuelta el 70% de mujeres se realizaron la mamografía en unidades fijas, frente al 57% de la vuelta anterior.

Además, se han mantenido los tiempos de respuesta, ya que el 93% de las mujeres fueron informadas del resultado de su mamografía en un período inferior a 15 días. Esto pone de manifiesto el esfuerzo de la Unidad de Lectura Mamográfica del Programa, ya que con la misma dotación profesional ha realizado 5.500 lecturas más, manteniendo los mismos tiempos de respuesta.

171 CÁNCERES DETECTADOS

Hasta el momento, en las mujeres que han participado en la séptima vuelta y que han finalizado el proceso cribado-diagnóstico, se han detectado 171 cánceres de mama, lo que se traduce en una tasa de detección de 3,43 cánceres por cada 1.000 mujeres cribadas. No obstante, esta tasa se verá incrementada, dado que todavía hay mujeres pendientes de pruebas complementarias y controles intermedios.

Del total de cánceres de mama detectados, el 15,23% se corresponden con carcinomas no invasores, y dentro de los tumores invasivos, el 29% eran cánceres de pequeño tamaño (iguales o menores de 1 centímetro). Dado el estadio precoz en que han sido detectados estos cánceres, la supervivencia de estas mujeres superará el 90%

De igual forma, esta detección precoz hace posible que cada vez sea mayor el número de mujeres a las que se practica cirugía conservadora, lo que conlleva menor impacto en la imagen corporal. En concreto, en esta séptima vuelta, el 86% de las mujeres que precisaron tratamiento quirúrgico fue conservador, frente al 84% de la vuelta anterior.

Los resultados de esta séptima vuelta también han confirmado que la técnica del estudio del ganglio centinela se ha consolidado. Esta técnica, que evita en muchos casos la extirpación de toda la cadena ganglionar y las secuelas que ello conlleva, está implantada ya en los tres hospitales que participan en el Programa: Valdecilla, Sierrallana y Laredo. En la última vuelta se practicó esta técnica al 74% de las mujeres para conocer si había afectación de los ganglios, frente al 54% de la vuelta anterior.