13 de enero de 2020

Cáncer en la sangre, prueban el uso de células madre de sangre del cordón umbilical

Cáncer en la sangre, prueban el uso de células madre de sangre del cordón umbilical
New born baby, feet and umbilical cord - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / KURSAD SEZGIN - ARCHIVO

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Unas nueva investigación desarrollada por científicos canadienses ha comprobado que el trasplante de células madre de nueva generación reduce significativamente las complicaciones en pacientes de cáncer en la sangre, según publican en la revista 'The Lancet Hematology'.

El descubrimiento de la molécula UM171, por el doctor Guy Sauvageau y Anne Marinier, fue noticia en 2014 después de su publicación en un artículo en 'Science'. Aclamada por algunos como una revolución, incluso un milagro, en el campo del trasplante de células madre sanguíneas, la molécula UM171 está cumpliendo su promesa.

Después del ensayo clínico de dos años, que usó la molécula UM171 en trasplantes de células madre sanguíneas para 22 pacientes con cánceres sanguíneos agudos como leucemia, linfoma u otros cánceres de médula ósea, las tasas de rechazo de injerto y mortalidad relacionadas con estos trasplantes se redujeron considerablemente, unos espectaculares resultados, obtenidos por un equipo de investigadores dirigido por la doctor Sandra Cohen, profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Montreal y hematóloga del Hospital Maisonneuve-Rosemont.

Más de 100.000 pacientes en todo el mundo se someten a un trasplante de células madre de sangre cada año como tratamiento de último recurso para diversas enfermedades de la sangre. Aproximadamente la mitad de estos tratamientos fracasan porque la enfermedad regresa, o como resultado de la enfermedad de injerto contra huésped (cGVHD), o porque el paciente muere debido a los tratamientos de quimioterapia y radiación que acompañan al trasplante.

Las células madre utilizadas para estos trasplantes se extraen principalmente de la sangre misma (50% de los tratamientos) o de la médula ósea (43% de los casos). Solo el 7% de los trasplantes usan células madre extraídas de la sangre del cordón umbilical.

"Aunque la tasa de enfermedad de injerto contra huésped cuando se usan células madre de sangre del cordón umbilical es baja, estas células rara vez se usan porque los cordones son pequeños y no contienen una cantidad suficiente de células para tratar a un adulto", explica el doctor Sauvageau, quien investiga la genética molecular de las células madre en el Instituto de Investigación en Inmunología y Cáncer (IRIC) de la Université de Montréal.

Aquí es donde entra en escena la molécula UM171, nombrada en honor a la Université de Montréal. Ahora es capaz de multiplicar el número de células madre presentes en una unidad de sangre del cordón umbilical de 10 a 80 veces.

La molécula es la culminación de una docena de años de investigación llevada a cabo por el equipo de biólogos del doctor Sauvageau y un equipo de químicos dirigido por Anne Marinier, profesora del Departamento de Química de la Universidad de Montreal e investigadora principal y directora del Drug Discovery Core.

De las 5.000 moléculas que probaron, UM171 fue la única que mostró un efecto proliferativo significativo. Fue sintetizada en 600 versiones por los químicos para detectar la forma más efectiva.

"En solo siete días, UM171 multiplica las células madre en un promedio de 30 veces, mientras que al mismo tiempo proporciona un efecto rejuvenecedor en las células al bloquear el proceso de envejecimiento", explica Guy Sauvageau.

Entre 2016 y 2018, 22 pacientes adultos con cáncer de sangre avanzado participaron en el ensayo clínico en el Hospital Maisonneuve-Rosemont de Montreal, con el apoyo financiero de la Red de Células Madre, la Sociedad Canadiense del Cáncer y los Institutos Canadienses de Investigación en Salud.

Algunos de los participantes en el estudio ya se habían sometido a un trasplante de células madre sin éxito. Los resultados superaron con creces las expectativas. Ninguno de los pacientes desarrolló una enfermedad autoinmune crónica como resultado del trasplante, y solo un paciente murió por complicaciones durante los ensayos.

"El resultado más impresionante es la baja tasa de mortalidad asociada con el trasplante de UM171 en comparación con el trasplante de cordón convencional", afirma la doctora Sandra Cohen.

"Ningún paciente necesitó un tratamiento de inmunosupresión después de 13 meses, mientras que con los trasplantes normales, el 50 por ciento de los pacientes requieren ese tratamiento en ese momento --agrega Guy Sauvageau--. Ningún otro procedimiento biotecnológico ha producido este tipo de resultados".

Al aumentar drásticamente el contenido de células madre, el procedimiento aumenta considerablemente el número de cordones umbilicales utilizables, incluso los cordones más pequeños. Esto a su vez aumenta en gran medida la disponibilidad de sangre de cordón genéticamente compatible entre donantes y receptores.

"Si bien solo el cinco por ciento de los cordones umbilicales son utilizables cuando se trabaja con el método convencional, nuestro procedimiento eleva esa proporción hasta el 50 por ciento --señala el investigador--. Esto nos permite aumentar la disponibilidad de trasplantes genéticamente compatibles en un 50 a 80%".

Un análisis del proceso molecular desencadenado por UM171 muestra que no solo expande en gran medida el número de células madre en la sangre del cordón umbilical, sino que también cambia la composición del injerto multiplicando la cantidad de células dendríticas 600 veces y la cantidad de mastocitos 8.000 veces. Estos dos tipos de células juegan papeles vitales en el sistema inmune.

Los beneficios de UM171 no tienen comparación con ningún otro proceso: permite un injerto rápido y duradero, acelera la reconstitución del sistema inmunitario, desencadena con menos frecuencia fiebre y provoca muy pocas enfermedades relacionadas con el trasplante, sin mencionar que la tasa de mortalidad es extremadamente baja. Además, los trasplantes de células madre que usan sangre del cordón umbilical no conllevan ningún riesgo para el donante y el proceso de expandir el número de células, gracias a UM171.

"Pronto llevaremos a cabo un ensayo clínico de Fase 3 con la esperanza de obtener la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos, que luego pondría este prometedor tratamiento a disposición de la población en general lo más rápido posible", avanzan el doctor Sauvageau y la doctora Cohen.

Otro ensayo clínico, también realizado con pacientes con leucemia de alto riesgo, se lanzará pronto en Estados Unidos y el doctor Sauvageau tiene muchas esperanzas de que muchos de ellos se salven. El nuevo estudio ya obtuvo la aprobación de la FDA.

Desde que UM171 fue descubierta y sintetizada en el IRIC, la Universidad de Montreal es el único propietario de esta molécula, que está cubierta por una licencia internacional exclusiva otorgada a ExCellThera, una compañía de biotecnología de etapa clínica avanzada con sede en Montreal que ofrece moléculas y soluciones de bioingeniería para expandir las células madre y las células inmunes para uso terapéutico.

Contador

Para leer más


Lo más leído