11 de febrero de 2011

Canadá.- Una nueva herramienta 'on line' predice la probabilidad de muerte por ictus

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Hospital de St. Michael y el Institute for Clinical and Evaluative Sciences (ICES), en Toronto (Canadá), han desarrollado una nueva herramienta que puede ayudar a los médicos a predecir la probabilidad de muerte que corre un paciente tras sufrir un ictus. El estudio se publica en 'Circulation' y se ha presentado en la Conferencia Internacional del Ictus, celebrada en Los Ángeles (Estados Unidos).

El estudio demuestra que esta herramienta determina la probabilidad de muerte en pacientes 30 días y un año después de sufrir un ictus isquémico, el tipo de ictus más común, que aparece cuando una arteria que va hacia el cerebro se bloquea.

Esta herramienta, que está disponible 'on line' para los médicos en 'http://www.sorcan.ca/iscore', es la primera en usar factores de riesgo como la enfermedad cardiovascular, la diabetes, el cáncer y la enfermedad renal para estimar la probabilidad de muerte en un paciente.

Según el doctor Gustavo Saposnik, neurólogo del Hospital de St. Michael, "los médicos hoy tienen que confiar en experiencias anecdóticas para valorar el pronóstico de estos pacientes". "Sin embargo, como médicos tendemos a sobreestimar las probabilidades de un buen resultado en pacientes que han sufrido ictus", dice.

"Con esta nueva herramienta, podemos determinar con precisión qué tipo de resultado obtendrán estos pacientes, lo que ayudará a tomar decisiones", añade.

El estudio ha examinado a un total de 12.262 pacientes que visitaron el Hospital de Ontario, en Canadá, entre 2003 y 2008 y sufrieron un ictus isquémico. Usando esta nueva herramienta, los investigadores determinaron la tasa de muerte 30 días y un año después de un ictus isquémico y compararon estos descubrimientos con datos de la Ontario Stroke Audit para validar los resultados.

Los autores del estudio demostraron que esta herramienta era precisa y que los factores de riesgo, entre ellos la enfermedad cardíaca, el fallo cardíaco, el cáncer, la demencia y un historial con fibrilación auricular, estaban asociados con una mayor probabilidad de muerte.