Uno de cada diez pacientes con mieloma múltiple está 'funcionalmente curado' y libre de recaídas, según una experta

12 de noviembre de 2018

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de los pacientes sufre varias recaídas, pero uno de cada diez tiene una excelente respuesta al tratamiento de primera línea y es posible que no recaiga nunca, según la doctora María Casanova, hematóloga del Hospital Costa del Sol de Marbella.

"Son los llamados 'funcionalmente curados' y nuestro objetivo es que este porcentaje de 'curados' llegue a ser superior al 50 por ciento", ha detallado la experta durante la jornada 'El mieloma en primera persona', celebrada en Málaga, y organizada por la Comunidad Española de Mieloma Múltiple (CEMMP), donde pacientes y sus familiares han podido conocer los últimos avances y consultar sus dudas sobre esta enfermedad.

La curación del mieloma múltiple es el objetivo de los hematólogos que se dedican al diagnóstico y al tratamiento de los pacientes con esta enfermedad. "Las tasas de respuesta son muy altas y muy profundas, y esto se asocia a más supervivencia libre de enfermedad y a mayor supervivencia global. Es una de las enfermedades que más se está investigando y el futuro es esperanzador", afirma la doctora.

Casanova reconoce que el conocimiento de nuevos mecanismos de acción "ha favorecido" el desarrollo de nuevos fármacos, como los inhibidores de proteasoma, los inmunomoduladores o los anticuerpos monoclonales, que "han duplicado la supervivencia global de los pacientes". Aunque el pronóstico es variable, la especialista detalla que, actualmente, esta supervivencia es "de entre seis y siete años".

"Los pacientes con mieloma son grandes luchadores, corredores de fondo inagotables que desean la medalla de la vida y que hacen que los demás también luchemos por ella en nuestro día a día. Sus necesidades son muy heterogéneas, pero todos necesitan que se les escuche. Esta jornada nos permite acercarnos y compartir con ellos conocimientos, dudas, ilusiones y tiempo", añade Casanova.

Dado que los pacientes viven más, su reto también es que vivan mejor. "La introducción de fármacos específicos con mayor eficacia, seguridad, tolerabilidad y biodisponibilidad repercute de forma positiva en su calidad de vida. Es muy importante hacer un abordaje multidisciplinar del paciente, asegurar el control del dolor, la prevención y el tratamiento precoz de las infecciones, así como vigilar su estado nutricional y psicológico a lo largo de toda la enfermedad", concluye esta especialista.