19 de diciembre de 2017

En busca de financiación para sacar adelante un test pronóstico del cáncer renal

En busca de financiación para sacar adelante un test pronóstico del cáncer renal
BIOMEDICA MOLECULAR MEDICINE

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Hospital Universitario La Paz de Madrid han iniciado una campaña de búsqueda de financiación para terminar de desarrollar un nuevo test molecular para predecir el riesgo de recaída de los pacientes con cáncer renal, lo que permitiría ajustar mejor el tratamiento postquirúrgico a quienes realmente más lo van a necesitar.

Cada año se detectan en España unos 5.500 casos de cáncer de riñón y en torno a un 25 por ciento de los pacientes acaban sufriendo una recaída 5 años después del tratamiento quirúrgico. Actualmente hay algunos fármacos comercializados o en investigación que podrían utilizarse como terapia adyuvante, justo después de la cirugía, para evitar o retrasar la reaparición del tumor.

"El problema es que hasta ahora no sabíamos cómo identificar a esos pacientes con más riesgo de recaer de la enfermedad, que son los que más se podrían beneficiar de estos fármacos", ha reconocido el jefe de sección del Servicio de Oncología, Enrique Espinosa, que también es director clínico de la compañía Biomedica Molecular Medicina, que en 2014 se convirtió en la primera 'spin-off' de un hospital público en Madrid.

Este test pronóstico, conocido como Bio-miRCC, ya ha sido patentado por La Paz y el Hospital 12 de Octubre de Madrid y mediante el análisis molecular de varios microRNAs, presentes en una muestra del tumor extraído del paciente, se pueden ajustar mejor las probabilidades de recaída de los pacientes con un riesgo intermedio, en los que hasta ahora no quedaba claro si era preferible tratarlos en adyuvancia o no.

Biomedica llegó a un acuerdo con ambos centros para obtener la licencia del test, cuya eficacia ya se ha probado con éxito en dos pequeños estudios, uno de ellos realizado en colaboración con investigadores del Diagnostic Evidence Co-operative (DEC) de Leeds, en Reino Unido.

VALIDAR LA TÉCNICA EN UN ESTUDIO CON MÁS PACIENTES

El siguiente paso es poner en marcha un estudio con más pacientes que valide el potencial de este test pronóstico para así "poder ofrecer un tratamiento adecuado solo a los pacientes que realmente lo van a necesitar", ha apuntado Angelo Gámez Pozo, director de Biomedica.

Para ello han calculado que necesitan unos 250.000 euros que buscan conseguir a través de la plataforma de inversión 'on-line' Capital Cell, donde han abierto una campaña de 'equity funding' que estará disponible hasta el próximo 28 de febrero.

En ella invitan a todos los interesados a sumarse a "investigar en cáncer" con una aportación mínima de 500 euros, con la que los inversores obtendrán 5 acciones que se podrán rentabilizar en caso de que luego comercialicen directamente el test o lo vendan a otra empresa.

"Hoy por hoy es la única forma de sacar adelante todas las patentes que logramos desarrollar en los hospitales públicos", ha apuntado Juan Ángel Fresno, jefe del Laboratorio de Oncología Molecular de La Paz y director científico de Biomedica, que ha avanzado que también están trabajando en otros productos para otros tumores como melanoma o vejiga.

Para leer más