4 de junio de 2015

En busca de aneurismas para evitar más de mil muertes al año en España

En busca de aneurismas para evitar más de mil muertes al año en España
FLICKR PEDRO RIBEIRO SIMÕES

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El cribado del aneurisma de aorta abdominal en hombres mayores de 65 años podría evitar más de mil muertes al año en España, ya que se trata de una enfermedad degenerativa que deriva en una dilatación de la pared de la aorta por la que acaban falleciendo el 90 por ciento de los pacientes que la padecen.

   Así lo ha asegurado la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular con motivo de su congreso anual que se celebra estos días en Castellón, donde han recordado que con una sola ecografía se puede diagnosticar o descartar su presencia y tomar las medidas apropiadas a tiempo.

   "Es una bomba de relojería que tenemos programada para estallar dentro de nosotros, sin que sepamos que la tenemos porque no da síntomas, hasta que se fisura o rompe, lo que en la mayoría de las ocasiones conduce a la muerte por 'shock' hemorrágico", ha explicado Fernando Vaquero, coordinador de la Sección de Medicina Vascular de esta sociedad científica.

   En España se estima que se operan unos 1.500 aneurismas rotos al año.  El problema, ha señalado este experto, sólo el 40 por ciento de estos casos de rotura llega al hospital y, de los que lo hacen, apenas un 40 por ciento sobrevive.

   Unos porcentajes que, según Vaquero, resultan "muy impactantes", sobre todo cuando "hay métodos muy sencillos de diagnóstico que se pueden generalizar a la población" y por la baja mortalidad de la intervención quirúrgica, que está por debajo del 5 por ciento.

   El planteamiento de los cirujanos vasculares pasa por el diagnóstico precoz de la enfermedad para objetivar su tamaño antes de que alcance los 5,5 centímetros de diámetro (tamaño de ruptura) y "recomendar formalmente la intervención abierta o endovascular según las condiciones biológicas del paciente y las características morfológicas del aneurisma".

   Para ello, estiman que sería necesario hacer exploraciones de forma generalizada mediante ecografías en el grupo de población con más riesgo de sufrirla, empezando por los varones entre 65 y 75 años para luego instaurarlo a todos los que cumplan los 65 años.

   "Es una exigencia socio-sanitaria, basada en la evidencia de numerosos estudios que se han efectuado en otros países", ha defendido, al tiempo que recuerda que la ecografía es un método "sencillo, barato, reproducible y rápido".

SE ENCONTRARÍAN MÁS PACIENTES QUE CON EL CRIBADO EN CÁNCER DE MAMA

   Los cálculos de la SEACV establecen que con este cribado se podría encontrar un caso por cada 20-25 pacientes explorados, "una relación mucho menor que en cáncer de mama" que además no requeriría una inversión muy relevante ya que "muchos centros de salud de Atención Primaria cuentan con ecógrafo".

   De hecho, ha argumentado Vaquero, tras una formación y acreditación, podrían ser los médicos de Atención Primaria los que diagnosticaran la enfermedad.

   Además, en el congreso han destacado que los últimos avances en el tratamiento de la enfermedad están ligados a los progresos de la cirugía mínimamente invasiva, que en este caso se limitan por ahora al tratamiento por abordaje endovascular.

   La cirugía endovascular consiste en desplegar una prótesis, con sus respectivas ramas, cada vez más sofisticadas, a través de una punción inguinal bilateral o por pequeñas incisiones. "Esta prótesis sella y estabiliza el aneurisma impidiendo su crecimiento y por consiguiente su rotura", ha explicado, por lo que posteriormente deberían realizarse controles periódicos por técnicas de imagen para reparar las complicaciones que puedan producirse.

Para leer más