4 de junio de 2019

El brote de ébola deja ya 2.000 casos en RDC, donde el Gobierno ve algunos signos "positivos"

El brote de ébola deja ya 2.000 casos en RDC, donde el Gobierno ve algunos signos "positivos"
JOHN WESSELS / MSF - ARCHIVO

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El número de personas que se han visto afectadas por el brote de ébola que desde el pasado agosto afecta al este de República Democrática del Congo (RDC) ha superado ya los 2.000 y por el momento no está controlado, si bien el Gobierno cree que en las últimas semanas se están produciendo algunos signos alentadores.

De acuerdo con el último balance ofrecido por el Ministerio de Salud, publicado el lunes por la noche, ya hay 2.008 casos --1.914 de ellos confirmados-- y 1.346 muertos por el brote del mortífero virus que afecta a las provincias de Kivu Norte e Ituri. De este total, 109 son miembros del personal sanitario, lo que supone el 5,4 por ciento, y 37 de ellos han fallecido.

Pese a que el umbral de los 2.000 casos se pasó el domingo, "las evoluciones de estas últimas semanas son positivas aunque se debe mantener la vigilancia", ha subrayado el Ministerio, que ha hablado de "una ligera mejora de la situación de seguridad" así como del "confinamiento geográfico de la enfermedad".

En cuanto a la seguridad, ha subrayado que el último ataque contra las operaciones de respuesta frente al ébola "se remonta a hace más de un mes" y que, pese a las amenazas, la reducción en los ataques ha permitido a los equipos "recuperar una parte del retraso para contener la propagación de la epidemia".

No obstante, el Ministerio de Salud ha reconocido que "la situación de seguridad sigue siendo inestable e imprevisible" y también persiste la reticencia y resistencia de las comunidades, defendiendo la necesidad de implicar a los líderes comunitarios para evitar que se produzcan incidentes.

Por otra parte, ha celebrado que "pese a las dificultades" se ha conseguido mantener el virus confinado a estas dos provincias sin que haya llegado a otras partes del país o los países vecinos. "A día de hoy, ningún caso de ébola ha atravesado las fronteras de RDC y la epidemia no se ha propagado a los grandes centros urbanos" como Goma, Bunia y Kisangani, ha resaltado. "Sin embargo, el riesgo sigue siendo elevado teniendo en cuenta los importantes movimientos de la población", ha admitido.

Así las cosas, el Ministerio de Salud también se ha referido a los "principales desafíos" que aún quedan por delante para conseguir controlar el brote, empezando por poder dar seguimiento a todos los contactos de los casos confirmados durante un plazo de 21 días para comprobar que no desarrollan la enfermedad.

Según sus datos, de los 911 nuevos casos confirmados desde el 1 de enero, solo 398, es decir, el 44 por ciento, estaban registrados como contactos de otros pacientes a los que se estaba haciendo seguimiento. "Hay que reforzar el listado y seguimiento de estos contactos implicando más a las autoridades y los líderes comunitarios", ha señalado.

Otro de los puntos débiles en la respuesta al brote es el hecho de que "entre el 25 y el 30 por ciento de los contagios se producen en instalaciones sanitarias" así como el que el número de muertes comunitarias --las que se producen fuera de los centros de tratamiento contra el ébola en otras instalaciones de salud o en casa-- "sigue siendo elevado", "entre el 28 y el 43 por ciento de las notificadas cada semana".

Contador

Lo más leído