3 de noviembre de 2014

Bomberos aseguran que aún no se ha dotado a los efectivos de EPI según el protocolo activado de ébola

SEVILLA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB) Sevilla, Juan Carlos Bernabé, ha asegurado que "aún no se ha dotado al cuerpo de bomberos de los equipos de protección individual (EPI)" que deberían haber recibido según un protocolo activado para casos de ébola destinado a policías locales y bomberos, anunciado por el Consistorio. Además, "si existe este protocolo los bomberos lo desconocen, nadie nos ha informado", afirma.

En un comunicado, Bernabé ha manifestado que "el Consistorio actúa engañando a la opinión pública y lanza noticias para cubrirse las espaldas, sin pretender una protección real para las Fuerzas de Seguridad". Explica que según el Ayuntamiento, los EPI constan de guantes de vinilo, nitrilo o látex, gafas protectoras tipo cazoleta universal o pantalla facial, mascarillas faciales, monos desechables y protección de calzado (calzas), "que aún no se han repartido entre los efectivos".

Además, el secretario general del sindicato añade que el protocolo activado, según el Ayuntamiento, "se trata de un documento basado en el protocolo elaborado por el Ministerio de Sanidad en el que se describe la enfermedad, las distintas formas de contagio, los síntomas y el riesgo que existe para las Fuerzas de Seguridad de contraerlo", así como "establece que la Delegación municipal de Movilidad y Seguridad debe dotar a policías y bomberos de un material y unos equipos de protección específicos, que todavía no se ha repartido".

En este sentido, indica que en el documento se indica que "siempre que existan sospechas fundamentadas informarán al 112 para recibir instrucciones en base al protocolo nacional y cómo deben actuar los efectivos ante un caso sospechoso". Además, añade, "dada la importancia del lavado frecuente de manos es importante que las ambulancias de Bomberos lleven dispensadores de agua jabonosa". El protocolo explica también que los bomberos que "están en la calle pueden estar expuestos a niveles de riego bajo-moderado, pero los sanitarios de los Bomberos pueden considerarse expuestos a niveles de riesgo moderado- alto".