17 de julio de 2014

Boi Ruiz asegura que el 80% de las operaciones se hacen en tiempos de garantía

Boi Ruiz asegura que el 80% de las operaciones se hacen en tiempos de garantía
EUROPA PRESS

BARCELONA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha asegurado este jueves que el aumento de la actividad quirúrgica ha permitido que el 80% de las 14 intervenciones con tiempo máximo garantizado de seis meses se hagan en tiempo legal, a la luz de los datos arrojados por las listas de espera del primer semestre de 2014.

En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, el conseller ha señalado que estos datos suponen una reducción "importante" de las listas que han pasado de contar con un 31% de operaciones programadas fuera del plazo garantizado al 20%, a la espera de la presentación del detalle de los datos este jueves.

"Han mejorado mucho las listas, aunque no están todavía en el punto óptimo", ha destacado el conseller, que se ha comprometido a que a 31 de diciembre el 100% de las operaciones se hagan en el tiempo garantizado por decreto, después de que se dispararan un 42% el segundo semestre de 2011 por el primer recorte sanitario de la historia.

El conseller ha reiterado que una vez se estabilicen del todo las listas de espera, la Conselleria de Salud pondrá en marcha un nuevo decreto que cambiará los criterios de priorización de las intervenciones con una primacía de los aspectos médicos, por encima de los administrativos, ha dicho el titular de Salud.

Sobre el conflicto en los servicios de Urgencias del Hospital Vall d'Hebron por el malestar manifestado por los profesionales, Boi Ruiz se ha apresurado en señalar que éste es un problema "no generalizable" en el resto de hospitales catalanes, y ha destacado que el centro adolece un problema histórico en estos servicios.

Ha atribuido la problemática del hospital al envejecimiento de la población y al aumento de enfermos crónicos, que obligan a llevar a cabo una reorganización interna, que ha confiado en que tenga resultados a medio plazo, por la imposibilidad de conseguir frutos en materia sanitaria de forma urgente.

Ha confiado en que dirección y profesionales "resuelvan la situación" en Vall d'Hebron, y ha tachado de artificial el debate sobre el cierre de camas estructurales y durante los meses de verano en Catalunya, alegando que éstas se adaptan a la demanda y a la realidad asistencial.